leninista

leninista

1. adj. POLÍTICA De Lenin o del leninismo es un especialista en las concepciones leninistas.
2. adj./ s. m. y f. POLÍTICA Que es partidario del leninismo los leninistas se manifestaron por Moscú.

leninista

 
adj.-com. Relativo al gobierno de Lenin.
Partidario de las ideas de este político.
Traducciones

leninista

leninista

leninista

Leninistische

leninista

Λενινιστική

leninista

לניניסטית

leninista

Leninistisk

leninista

ADJ & SMFLeninist
Ejemplos ?
Fue precisamente durante este período que se inició la práctica de llevar a cabo persecuciones en masa a través de los mecanismos del Gobierno, primero contra los enemigos del leninismo, o sea trotskistas, zinovievistas, bujarinistas, derrotados desde hacía tiempo por el Partido, y posteriormente, también contra comunistas honrados y contra esos dirigentes del Partido que habían soportado la pesada carga de la guerra civil y los primeros y más difíciles años de la industrialización y la colectivización y que habían luchado activamente contra los trotskistas y derechistas para mantener la línea leninista del Partido.
Pero como creemos que esta aplicación distorsionada del mar­xismo-leninismo es por desconocimiento del mismo (esto lo aclaramos porque ustedes dicen que utilizan el método marxista-leninista de análisis), creemos necesario exponer como se trataría en forma correcta, a la luz del marxismo­-leninismo, el problema de la estrategia y la táctica del poder: los requisitos generales que todo marxista exige cuando se consideran los problemas de la es­trategia del poder y la lucha armada son los siguientes: En primer lugar, debemos hacer un análisis de la situación económica capitalista mundial y de la lucha revolucionaria internacional teniendo en cuenta que la revolución socialista es internacional por su contenido y nacio­nal por su forma.
La apuesta política iniciada a finales del s.XIX de mano de Marx ha demostrado ser desastrosa, tanto en su vertiente leninista como socialdemócrata, así como su vertiente consejista que ha evolucionado a movimientos autónomos para la clase trabajadora sin ninguna referencia ideológica, ni siquiera organizativa, más allá de lo que sale en televisión.
Tan solo un partido marxista-leninista podrá acaudillar y dirigir a la clase obrera en una autentica lucha por la liberación nacional y social" (Contestación...) Esta postura implica una necesaria valoración negativa de la experiencia histórica de la clase trabajadora bajo el peronismo y la necesidad ineludible de erradicar a éste -considerado una ideología burguesa- de los sentimientos de las masas.
Después de muchos años de estar haciendo esfuerzos por la construcción de un verdadero Partido Marxista Leninista, nos encontramos con que ni siquiera hemos avanzado en la tarea fundamental de crear la base de la Organización, de crear en forma verdadera y vigorosa la base celular, la base de células que esté adentro de las masas, dirigiendo las masas.
Las particularidades nacionales, la propia histo­ria nacional y la ideología de las más son ignoradas o declaradas negativas en nombre de la universal doctrina marxista-leninista.
No hemos podido todavía; estamos haciendo esfuerzos, se están formando células ya, se está tomando otra característica, pero no podemos hablar de Partido Marxista Leninista si no hay base, por qué entonces no existe verdadero centralismo democrático, porque el centralismo democrático no es un camino de una vía.
Es necesario saber hacer la crítica y la autocrítica en sentido Marxista Leninista, porque se puede caer en graves errores de considerar como error y equivocado las más grandes glorias de las FPL, al no hacerlo en forma dialéctica, precisamente y al no volver a plantearse la situación concreta en que se tomó.
Las FPL se deben a la clase obrera, y la clase obrera, realmente es increíble en un país tan luchador que siendo tan grande su participación en la revolución, no tiene todavía un verdadero Partido Marxista Leninista, entonces la aspiración de convertirse en el Partido Marxista Leninista no es sectario, es una obligación fundamental para la revolución.
No botar el bebé junto con el jabón y no comenzar a decir de que nuestra voluntad irreversible de hacer de las FPL el partido Marxista Leninista, es sectario, porque no estamos reconociendo los méritos de otros, no, o que proclamar como base de las alianzas, la alianza obrero campesina es sectario, tampoco.
Las FPL todavía no ha salido de ese esquema, y entonces se convirtió, no en un verdadero partido del proletariado Marxista Leninista, sino que en un partido de elite, de cuadros Marxistas-Leninistas, en su ideología, pero en la práctica, como partido, todavía no ha alcanzado a llegar a sus raíces a la masa y esa es la tarea fundamental, porque sólo así va a poder ser un verdadero Partido.
Entonces, por ejemplo, decir que es sectarismo tratar de convertir a las FPL en el partido Marxista Leninista, digamos pues, como a guisa de ejemplo que pudiera llevarse hasta esos extremos en la autocrítica es algo que, el Comando Central lo dejó bien claro, la obligación de convertirnos en partido Marxista Leninista.