lejía

(redireccionado de lejías)
También se encuentra en: Sinónimos.

lejía

(Del lat. [agua] lixiva, [agua de] lejía.)
1. s. f. Agua que lleva disueltos álcalis o sales alcalinas y que se usa para blanquear la ropa y como desinfectante friego el suelo con agua y lejía.
2. coloquial Reprensión fuerte o satírica. bronca

lejía

 
f. quím. Solución acuosa de una base o una sal alcalina. Actualmente se utiliza una solución acuosa de hipoclorito de sodio. Su principal uso es como blanqueador, especialmente de tejidos, y como desinfectante.

lejía

(le'xja)
sustantivo femenino
solución corrosiva alcalina para blanquear la ropa y desinfectar Debemos preparar la lejía.
Sinónimos
Traducciones

lejía

bleach, lye

lejía

bělicí prostředek

lejía

blegemiddel

lejía

valkaisuaine

lejía

bjelilo

lejía

漂白剤

lejía

표백제

lejía

wybielacz

lejía

água sanitária, lixívia, Bleach

lejía

blekmedel

lejía

ฟอก

lejía

thuốc tẩy

lejía

漂白粉

lejía

Белина

lejía

אקונומיקה

lejía

1 SF
1. (= líquido) → bleach
2. (anticuado) (= reprensión) → dressing-down

lejía

2 SM = legía

lejía

f lye
Ejemplos ?
Durante este periodo, la presencia industrial no es muy grande, si bien se pueden contar con una fábrica de lejías, otra de ladrillos, una de gaseosas y la fábrica de Féculas.
En todo caso siempre es aconsejable la consulta al médico de familia ante la aparición de un nevus y las mismas precauciones que para los lunares comunes: Se recomienda la exéresis (extirpación) de todo nevus si se ubica en una zona demasiado expuesta a las radiaciones UV como las de la luz solar, o en zonas expuestas a rozamiento, presión, golpes o irritación (por ejemplo la irritación química que puedan provocar desodorantes, lejías, detergentes, ácidos etc.) Se recomienda la exéresis del mismo en cualquiera de estos casos: si sangra, tiene sus contornos enrojecidos, duele o causa comezón.
In situ pueden provocar necrosis o esteras de tejidos. Los más característicos son: ácidos clorhídrico, sulfúrico, acético y oxálico, fenoles, lejías, etc...
Afincado en Soria, a finales del siglo XIX, se decidió por instalar una pequeña fábrica de jabones y lejías en el nº1 de la antigua Plaza de Teatinos (hoy Plaza de Bernardo Robles nº2), y, en el mismo lugar una tienda de ultramarinos.