legión

(redireccionado de legiones)
También se encuentra en: Sinónimos.

legión

(Del lat. legio, -onis.)
1. s. f. HISTORIA Cuerpo de tropa de la antigua Roma compuesto de infantería y caballería.
2. MILITAR Cuerpos militares de algunos estados con una formación, administración y misión especiales.
3. coloquial Conjunto indeterminado y numeroso de personas o de seres vivos una legión de termitas agujereó nuestros muebles; tenía una legión de amigos.

legión

 
f. hist. Cuerpo de tropa romana de infantería y caballería.
fig.Número indeterminado y copioso de personas o espíritus.
mil. Nombre de ciertos cuerpos de tropa.

legión

(le'xion)
sustantivo femenino
1. militar nombre de ciertas tropas de soldados profesionales unirse a la legión extranjera
2. número indeterminado y grande de personas o cosas Acudió al lugar del accidente una legión de curiosos.
Traducciones

legión

legion

legión

legione

legión

Legion

legión

légion

legión

legioen

legión

الفيلق

legión

Legion

legión

Легион

legión

军团

legión

軍團

legión

Legie

legión

Legion

legión

軍団

legión

Legion

legión

SFlegion
la Legión (Esp) → the Spanish Legion
son legiónthey are legion
Legión de HonorLegion of Honour, Legion of Honor (EEUU)
Legión ExtranjeraForeign Legion
Ejemplos ?
-¿Apostamos algo a que es el dulcísimo don Rodrigo, porque quizá le están sacudiendo también el polvo...? -¡Voto a cien legiones de agarenos!
Nuestra mayor necesidad ahora es llegar más allá del gobierno, y para dar de alta a las legiones de la que se trate y se comunique.
¡Cuánto mejor parece Manlio en su cabaña cociendo las legumbres por su mano, que bañando las tierras de Italia con la sangre de las legiones de Pirro!
Coro Avanzad, oh legiones venales, que conduce a la lid la ambición; por victoria hallaréis escarmiento por botín llevaréis deshonor.
(¡Oh desenfrenada fortuna, que de los humanos males haces deleites para ti!) Al tiempo que Marco Antonio era árbitro de la vida o muerte de sus ciudadanos, en ese mismo tiempo fue llevado un hermana suyo al suplicio, y sufrió esta tan grave herida con la misma grandeza de ánimo con que había sufrido otras adversidades, y sus llantos fueron hacer las exequias a su hermano con la sangre de veinte legiones.
Y no se quedó sin castigo un soldado aventajado porque le llamó Calígula: siendo éste el nombre que se le solía llamar, por haber nacido en los ejércitos y ser alumno en las legiones.
Vosotros podéis salvar a la Patria, como la salvasteis, con el Rey a la cabeza, de las hordas mahometanas y, huérfanos de Monarca, de las legiones napoleónicas.
Cuanto más aventajado es uno en nobleza, en fama y en hacienda, tanto con mayor valor se ha de mostrar, trayendo a la memoria que las más esforzadas legiones toman la avanguardia.
Es cierto, la habían privado por algún tiempo sus opresiones y calamidades de no manifestarse a la par de sus deseos; pero en el momento que logró verse libre de esas infaustas legiones de piratas...
Porque, como al principio os decía, y luego he insistido en decir y ahora reitero, se trata de un instante crítico, en que las fórmulas recibidas y gritadas públicamente no satisfacen íntegramente a nadie y urge renovar los principios mismos de toda la batalla política, tejer nuevas banderas, modular nuevos himnos y forjar nuevas interjecciones políticas que no se pierdan en el aire, como meros sonidos, que acierten a poner tensión duradera en los músculos de legiones de brazos.
Y ebria con la grandeza floreciente de apoteosis, triunfos y ovaciones de olímpico esplendor, volvió indolente a alojar en palacios sus legiones y su plebe a bañar públicamente de alabastro y de pórfido en tazones.
Y este soy yo: de este año de fiestas y motines sentí no más pasando zumbar en mi balcón los ecos más discordes, con pretensión de afines al parecer, pues juntos y a un tiempo oí clarines, campanas, tiros, órganos y salvas de cañón: aplausos, mueras, silbas, los salmos del entierro, el Réquiem y el Hossanna, los pitos y el fagot: murgas, orfeones, bandas, el arpa y el cencerro, chillidos de dos monos y hasta el ladrar de un perro…; todo el confuso estrépito que, huyendo de su encierro, harían las cuarenta legiones de Astaroth.