legítima

legítima

1. s. f. DERECHO Parte de la herencia de la que el testador no puede disponer libremente por haber sido asignada por la ley a determinados herederos.
2. legítima estricta DERECHO Parte de la herencia que debe dividirse con igualdad absoluta entre los herederos forzosos.

legítima

 
f. der. Porción de la herencia de que el testador no puede disponer libremente, por asignarla la ley a determinados herederos.
Traducciones

legítima

legittima

legítima

legitime

legítima

légitime

legítima

legitieme

legítima

legítimo

legítima

законен

legítima

合法

legítima

合法

legítima

legitimní

legítima

합법적인

legítima

SF la legítimamy better half
Ejemplos ?
Para emprender una guerra y para que sean justificados los motivos de tomar las armas, son tres los principios que deben concurrir. El primero es la autoridad legítima, la cual debe apadrinar siempre la guerra, así ofensiva como defensiva.
De derecho existe igualmente esa separación de la familia desde 1821 por resolución expresa del Congreso Cisplatino que, dígase lo que se quiera, no había sido de elección ni más ni menos legítima que muchos de los Parlamentos habido en el país durante cerca de un siglo, incluso – aunque de pasada, es bueno decirlo – la primera Asamblea Nacional Constituyente.
Sabio y religioso nuestro rey, sabe que no puede renunciar sus derechos ni deshacer tampoco el juramento que su majestad hizo en la corte general si no es con otro acto de Cortes Generales, y consintiéndolo la misma corte; porque el contracto hecho en Cortes Generales es el más solemne y tiene antelación y preferencia a todos los demás contractos, de donde se infiere esta legítima consecuencia que nosotros permanecemos vasallos, y que no podemos deshacer un acto de cortes sin cortes; y que menos podemos deshacer un voto de cortes como es la constitución primera, en la cual reconocimos ser un derecho justo a la exclusión de los demás.
La regencia convocará al Congreso que ha de constituir definitivamente a la nación, luego que terminada la guerra por triunfo de las armas imperiales ó por armisticio ó cualquier otro medio que importe conclusión de hostilidades, pueda tener lugar la reunión libre y legítima de aquel cuerpo constituyente.
De donde se infiere por consecuencia legítima que la causa para emprender esta guerra será muy justa, pues se toman las armas únicamente para impedir y propulsar la injusta violencia con que se pretenden violar .
Y como el poder judicial se halla vinculado a la sociedad mucho más íntimamente que cualquier otro, como todo desemboca o puede desembocar en juicios, tal poder tendrá que salir de su esfera legítima para ejercerse en aquélla en que el Gobierno no ha podido bastarse a sí mismo.
En defecto de éstos, al hijo primogénito, nacido antes de la muerte del último Rey, de la hija primogénita entre las que tengan hijos varones, y a su descendencia masculina, natural y legítima, y en caso que el último Rey no hubiese dejado hija que tenga varón, a aquél que haya sido designado por su testamento, ya sea entre sus parientes más cercanos, o ya entre aquellos que haya creído más dignos de gobernar a los españoles.
Absoluta, irremediable, definitiva era desde luego la emancipación con respecto al Rey Fernando VII y sucesores, así como la equivalente independencia con respecto a los pueblos extraños o extranjeros, pero sólo DE HECHO y condicionada a la legítima exigencia de que se concordara en aquel libre voto con relación a los demás pueblos hermanos de América a quienes, sin cálculo anterior, con naturalidad y calma, se aguardaba para la “continuación” que diría gozoso nuestro Artigas.
Nada menos, no sin razón he dicho que tu carta me dio un gran placer, porque aun que el hombre ignorante tenga alegría por una causa legítima, así yo denomino placer, placer nacido de la idea de un bien falso, falto de sentido común y de medida, su pasión inmoderada y pronta a inclinarse al enemigo.
La Corona de las Españas y de las Indias será hereditaria en nuestra descendencia directa, natural y legítima, de varón en varón, por orden de primogenitura y con exclusión perpetua de las hembras.
Los partidos, que nunca entienden las cosas en el mismo sentido, entran en la liza electoral llenos de fe en el triunfo de sus ideas é intereses, y vencidos en buena lid, conservan la legítima esperanza de contrastar más tarde la obra de su derrota, reclamando las mismas garantías de que gozaban sus adversarios; pero cuando la violencia se arroga los fueros de la libertad, cuando el soborno sustituye á la honradez republicana, y cuando la falsicifiación usurpa el lugar que corresponde á la verdad, la desigualdad de la lucha, lejos de crear ningún derecho, encona las ánimos y obliga á los vencidos por tan malas arterías, á rechazar el resultado como ilegal y tentatorio.
ARTÍCULO 177º - Habrá un fiscal de Estado encargado de defender el patrimonio del Fisco, que será parte legítima en los juicios contencioso-administrativos y en todos aquellos en que se afecten intereses del Estado.