leída


También se encuentra en: Sinónimos.

leída

s. f. Acción de leer le daré una leída a tu artículo.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

leída

 
f. Lectura (acción).
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

leída

sustantivo femenino
lectura* (acción).
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

leída

reading

leída

SF (LAm) → reading
dar una leída a >to read
de una leídain one go
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Hasta aquí lo sustancial del documento y, para esclarecerlo, véase ahora el breve comentario formulado a su margen por el diputado Muñoz: “que la comunicación leída, no contenía más (no iba más lejos) que la declaración sancionada; y que los señores representantes no podrían de dejar de confesar de (que) a la actividad y luces del señor Capitán General en Jefe, era a quien exclusivamente se debía la nulidad de los planes puestos en ejecución por los (¿?) Rivera: que sin tan favorables circunstancias no era difícil calcular cuál sería hoy el estado de la Provincia”, etc.
“Juan Manuel de Rosas y la Intervención”, etc.) Se dirá acaso-después de leída la anterior información del General Iriarte-que no hay aquí ninguna prueba positiva y concreta de la intervención de los “Cazadores Vascos” en el planteamiento y desarrollo del lamentable episodio y de ahí podrá querer deducir alguno-empedernido en prejuicios –que no es del todo convincente la demostración que me propuse al traerlo a colación.
La literatura realizada y la que va a realizarse. La que va a ser leída y la que va a escribirse. Y en este ensayo proponemos algunas vías desde lo que he hecho en las escuelas donde he trabajado.
El alumno tendrá contacto con ella para introducirse en el mundo de lo estético, y a la vez, el maestro explicará brevemente, con la intervención comentadora de los alumnos, en transacciones conversacionales, sin hacer lección erudita, la obra leída por el adolescente.
al puede llamarse la que, en tres periódicos de la pre- sente semana, se pretendió levantar con motivo de una tesis sobre la mujer, tesis leída hace un mes en la Facultad de Le- tras de nuestra Universidad de San Marcos por el joven don Maximiliano Oyóla, para optar el grado de doctor.
Confesamos que ante alharaca tamaña, se despertó la cu- riosidad nuestra por leer la monstruosa tesis, el fenómeno de inmoralidad, irreligión y escándalo; y después de leída no pu- dimos menos de soltar la carcajada, pensando que los que con- tra la tesis se encarnizan, no se han tomado el trabajo de leerla, y que se han hecho eco de apasionadas ó incompetenles referencias.
El señor general Obregón se ha servido ofrecer, además, que castigará con la mayor energía a cualquier soldado o individuo civil que allane o maltrate cualquier domicilio, y advertirá al pueblo, en su oportunidad, que ningún militar podrá permitirse, sin autorización expresa del general en jefe, solicitar ni obtener nada de lo que sea de la pertenencia de particulares. Leída que fue la presente acta y siendo de conformidad para ambas partes, firmamos, quedando comprometidos a cumplir las condiciones pactadas.
Mayo 5 Fue leída y aprobada el acta de la sesión anterior, con la modificación de que consten las bases de la contrata hecha con Horacio Eras para construir la fachada de la casa municipal; valor de la obra $ 300, con materiales proporcionados por la Municipalidad.
Mucho hubiera gozado el Maestro con la leyenda de Perjuicia: aquel tono gemebundo y atragantado, las voces disparatadas, el irrespeto a los signos de puntuación, hacían de aquella novena, leída con tanto fervor, una de esas plegarias que suben al cielo "en olor de suavidad".
el patriarca Atenágoras I 7 de diciembre de 1965 La declaración conjunta de Su Santidad Pablo VI y de Su Beatitud el patriarca Atenágoras I fue leída en francés en la sesión pública conciliar del 7 de diciembre y al mismo tiempo en el Fanar del Patriarcado de Constantinopla.
Copérnico había de exponer esta doctrina en seis libros que publicó a requerimiento del cardenal de Capua y del obispo Culmense y dedicó su libro acerca De las Revoluciones Celestes, al sucesor de León X, es decir, a Pablo III; dicha obra, publicada por aquel entonces, ha sido bien recibida por la Santa Iglesia, y leída y estudiada por todo el mundo, sin que jamás se haya formulado reparo alguno a su doctrina.
Y en la imaginación del párroco se precisó la catástrofe, enlazada al recuerdo de una frase leída por la mañana, entre sorbo y sorbo de chocolate,en el diario integrista: «Socavan y socavan la sociedad, y se les vendrá encima cuando menos lo piensen».