lavaojos

lavaojos

s. m. MEDICINA Recipiente en forma de copa pequeña, de plástico o cristal y con un borde que se adapta a la órbita del ojo y se usa para aplicar en éste un líquido medicinal.
NOTA: En plural: lavaojos

lavaojos

 
m. Copita de cristal cuyo borde tiene la forma adecuada para adaptarse a la órbita del ojo con el fin de aplicar a este un líquido medicamentoso.
Traducciones

lavaojos

œillère

lavaojos

SM INVeye bath

lavaojos

m. eyecup.
Ejemplos ?
Utilizar respiradores de filtros P3 contra sustancias tóxicas. Debe haber unas instalaciones de seguridad: duchas de seguridad y lavaojos.
Una fuente lavaojos o ducha lavaojos es un dispositivo de laboratorio capaz de irrigar con abundante agua los dos ojos de una persona para conseguir una descontaminación rápida y eficaz de las salpicaduras que hubieran podido afectar los ojos.
Las fuentes lavaojos suelen estar integradas con las duchas de seguridad y situadas a menos de 10 segundos de la posición de trabajo de un operador que desarrolla su trabajo empleando sustancias o que entrañan un riesgo especial.
Un líquido lavaojos, o sistema de líquidos lavaojos es un líquido, generalmente una solución salina, utilizado como mecanismo de emergencia o de seguridad en laboratorios y plantas industriales como ayuda para el enjuague de los ojos, cuando una sustancia extraña, generalmente irritante, penetra en los mismos.
Como con cualquier otra sustancia, si se derrama sobre los ojos o la piel, lavar abundantemente con agua durante 15 minutos usando una ducha de seguridad o un lavaojos.
n lavaojos, también llamado lavador de ojos o lavaojos de emergencia es un dispositivo de seguridad que forma parte del equipamiento de laboratorio, destinado a proteger los ojos de una persona tras un accidente en el que hayan podido penetrar materiales contaminados o sustancias extrañas.
Con el cocimiento de hojas, se da para reducir fiebre, parar diarrea y disentería, aliviar dolor de cabeza; y aliviar inflamación. Con infusión de corteza tibia es un lavaojos.
En tiempos antiguos se utilizaban médicamente por los pueblos indígenas del norte de América como astringente y como curación para las heridas, llagas, hemorragias nasales, y como un lavaojos.
En cambio, si hay irritación en los ojos se emplea una cocción de las hojas que se aplica mediante un lavaojos una vez al día durante 3 o 4 días.