laurisilva

laurisilva

 
f. bot. Comunidad vegetal densa formada por lauráceas que necesita abundante humedad y un clima cálido. Se encuentran en la Gomera y Tenerife.
Ejemplos ?
En las zonas conocidas como Monte del Agua y Laderas del Baracán se encuentran bosques de Laurisilva, vegetación exclusiva de la Macaronesia.
Esto se denomina lluvia horizontal o invisible. Hay un bosque muy denso, perennifolio compuesto por especies lauráceas, la laurisilva.
El terreno es de sierras relativamente suaves, de hasta 1000 msnm, con algunos valles encajonados denominados canutos, en los que corren pequeños arroyos de montaña, que propician la otra característica fundamental del parque y la comunidad vegetal más relevante desde el punto de vista científico, unos bosques de galería de tipo subtropical o laurisilva que son únicos en la Europa continental, con presencia de laurel, rododendro, avellanillo, durillo, aliso, acompañados por acebo y numerosas especies de helechos, sumamente raro en estas latitudes, aunque este tipo de vegetación ocupaba la mayor parte del centro y sur de Europa durante la Era Terciaria.
Se encuentra en muy diversos hábitats, desde las costas y el cardonal-tabaibal hasta la alta montaña, exceptuando el bosque de laurisilva.
En los lechos de los ríos y barrancos se desarrollan los bosques de adelfas y fresnos, y en lugares más altos aparece la laurisilva, con algunos alisos centenarios.
Aunque gran parte de la vegetación natural de Tegueste ha desaparecido debido a las tierras de cultivo y a los núcleos urbanos, aún conserva un importante enclave de gran riqueza ecológica en las montañas de Anaga, manteniéndose zonas de laurisilva en el monte de Pedro Álvarez.
Con respecto a la fauna, la laurisilva es el estrato más rico en invertebrados y con mayor porcentaje de endemismos, entre los que se encuentran lombrices, moluscos y sobre todo artrópodos.
En relación con la fauna es preciso citar a la mariposa vanessa vulcania y aves insectívoras como la curruca cabecinegra y el capirote. Laurisilva: 500 - 1.000 m: se trata de un bosque denso de grandes árboles, herederos de la flora de la Era Terciaria, que crecen en zonas de abundantes nieblas y lluvias frecuentes.
En la zona de cumbres destacan algunos enclaves de laurisilva localizados en torno al Lomo Ifonsio y en el tramo superior del barranco del Infierno, así como pequeñas superficies de monteverde seco dominado por las especies menos exigentes en humedad de la laurisilva canaria —mocanes, palo blancos, madroños y barbusanos—.
En la ladera de Tigaiga, entre los 500 y 1.200 metros, se desarrolla un extenso bosque de laurisilva, y en la zona del Andén de los Madroñeros se encuentra un pequeño enclave de fayal de altitud tinerfeño.
También cuenta con playas naturales como la de El Médano (con parajes protegidos en su entorno como Montaña Roja y Montaña Pelada) valles con cultivos tropicales y subtropicales, boscosos parajes de laurisilva en los macizos de Anaga y Teno (con profundos y escarpados barrancos) y extensos bosques de pinos por encima de esta última formación vegetal.
Esta humedad permanente, permite conservar vestigios de la vegetación de laurisilva y de la antigua infraestructura de aprovechamiento hidráulico, existentes en la zona.