laudar

(redireccionado de laudas)
También se encuentra en: Sinónimos.

laudar

(Del lat. laudare.)
v. tr. DERECHO Dictar sentencia un juez, un árbitro o un amigable componedor.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

laudar

 
tr. Fallar [una cuestión] los árbitros o amigables componedores.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

laudar


Participio Pasado: laudado
Gerundio: laudando

Presente Indicativo
yo laudo
tú laudas
Ud./él/ella lauda
nosotros, -as laudamos
vosotros, -as laudáis
Uds./ellos/ellas laudan
Imperfecto
yo laudaba
tú laudabas
Ud./él/ella laudaba
nosotros, -as laudábamos
vosotros, -as laudabais
Uds./ellos/ellas laudaban
Futuro
yo laudaré
tú laudarás
Ud./él/ella laudará
nosotros, -as laudaremos
vosotros, -as laudaréis
Uds./ellos/ellas laudarán
Pretérito
yo laudé
tú laudaste
Ud./él/ella laudó
nosotros, -as laudamos
vosotros, -as laudasteis
Uds./ellos/ellas laudaron
Condicional
yo laudaría
tú laudarías
Ud./él/ella laudaría
nosotros, -as laudaríamos
vosotros, -as laudaríais
Uds./ellos/ellas laudarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo laudara
tú laudaras
Ud./él/ella laudara
nosotros, -as laudáramos
vosotros, -as laudarais
Uds./ellos/ellas laudaran
yo laudase
tú laudases
Ud./él/ella laudase
nosotros, -as laudásemos
vosotros, -as laudaseis
Uds./ellos/ellas laudasen
Presente de Subjuntivo
yo laude
tú laudes
Ud./él/ella laude
nosotros, -as laudemos
vosotros, -as laudéis
Uds./ellos/ellas lauden
Futuro de Subjuntivo
yo laudare
tú laudares
Ud./él/ella laudare
nosotros, -as laudáremos
vosotros, -as laudareis
Uds./ellos/ellas laudaren
Imperativo
lauda (tú)
laude (Ud./él/ella)
laudad (vosotros, -as)
lauden (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había laudado
tú habías laudado
Ud./él/ella había laudado
nosotros, -as habíamos laudado
vosotros, -as habíais laudado
Uds./ellos/ellas habían laudado
Futuro Perfecto
yo habré laudado
tú habrás laudado
Ud./él/ella habrá laudado
nosotros, -as habremos laudado
vosotros, -as habréis laudado
Uds./ellos/ellas habrán laudado
Pretérito Perfecto
yo he laudado
tú has laudado
Ud./él/ella ha laudado
nosotros, -as hemos laudado
vosotros, -as habéis laudado
Uds./ellos/ellas han laudado
Condicional Anterior
yo habría laudado
tú habrías laudado
Ud./él/ella habría laudado
nosotros, -as habríamos laudado
vosotros, -as habríais laudado
Uds./ellos/ellas habrían laudado
Pretérito Anterior
yo hube laudado
tú hubiste laudado
Ud./él/ella hubo laudado
nosotros, -as hubimos laudado
vosotros, -as hubísteis laudado
Uds./ellos/ellas hubieron laudado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya laudado
tú hayas laudado
Ud./él/ella haya laudado
nosotros, -as hayamos laudado
vosotros, -as hayáis laudado
Uds./ellos/ellas hayan laudado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera laudado
tú hubieras laudado
Ud./él/ella hubiera laudado
nosotros, -as hubiéramos laudado
vosotros, -as hubierais laudado
Uds./ellos/ellas hubieran laudado
Presente Continuo
yo estoy laudando
tú estás laudando
Ud./él/ella está laudando
nosotros, -as estamos laudando
vosotros, -as estáis laudando
Uds./ellos/ellas están laudando
Pretérito Continuo
yo estuve laudando
tú estuviste laudando
Ud./él/ella estuvo laudando
nosotros, -as estuvimos laudando
vosotros, -as estuvisteis laudando
Uds./ellos/ellas estuvieron laudando
Imperfecto Continuo
yo estaba laudando
tú estabas laudando
Ud./él/ella estaba laudando
nosotros, -as estábamos laudando
vosotros, -as estabais laudando
Uds./ellos/ellas estaban laudando
Futuro Continuo
yo estaré laudando
tú estarás laudando
Ud./él/ella estará laudando
nosotros, -as estaremos laudando
vosotros, -as estaréis laudando
Uds./ellos/ellas estarán laudando
Condicional Continuo
yo estaría laudando
tú estarías laudando
Ud./él/ella estaría laudando
nosotros, -as estaríamos laudando
vosotros, -as estaríais laudando
Uds./ellos/ellas estarían laudando
Collins Spanish Verb Tables © HarperCollins Publishers 2011
Ejemplos ?
Algunas laudas de bronce italianas fueron transportadas a España, como la que se encuentra en la catedral de Badajoz de Lorenzo Suárez de Figueroa.
En el claustro: Antiguos abades perpetuos fueron enterrados en el suelo de la sala capitular, bajo once grandes laudas de piedra.
Los motivos del lobo, Rubén Darío. Relato del beso al leproso, Juana de Ibarbourou. Laudas, Jacopone da Todi. La Divina Comedia (El Paraíso, Canto XII), Dante Alighieri.
El lucernario fue profundamente restaurado por Ricardo Velázquez Bosco a comienzos del siglo XX, momento en el que fueron trasladadas a este lugar muchas de las laudas sepulcrales que contiene, mereciendo destacarse la del obispo Alonso Manrique, que luce su escudo episcopal entre motivos ornamentales mudéjares.
Todas las capillas estaban adornadas con retablos, pinturas, sepulcros, estatuas, escudos, laudas, epitafios, y sepulcros con sus respectivos carneros.
Su manera de predicar era por medio de laudas, o alabanzas, con el objetivo de llamar la atención de los hombres a honrar al Ser Supremo.
Destacan por la representación en relieve de los difuntos, en pose yacente y ricamente ataviados, en las laudas superiores y, en las paredes de la caja, de escenas de duelo, cortejo fúnebre, entierro, etc, labradas bajo arcos apuntados de intradós trilobulado y castilletes en sus enjutas.
En algunas ocasiones la panela o corazón se ha asociado con un pimiento por la similitud con el apellido pero hemos de tener en cuenta que el pimiento llega a Europa desde América siglos después. Series de escudos heráldicos se disponen en los bordes de las laudas y las basas de las cajas.
En el sepulcro se encuentra esculpida la siguiente inscripción: Las laudas sepulcrales del rey Pelayo y de su esposa en la iglesia de Santa Eulalia, ya fueron vistas y descritas por el cronista Ambrosio de Morales en 1572.
De las tres laudas sepulcrales, dos presentan bultos yacentes labrados al detalle y la tercera muestra la representación de las tres virtudes teologales, fe, esperanza y caridad, enmarcadas en sendos medallones.
10 en si bemol mayor, 1817 “Compendio sucinto de la Revolución española”, ópera en dos actos, Madrid, 1815 Oratorio al Santísimo, a cuatro voces, hacia 1815 Misas Salmos Vísperas Motetes Laudas Responsorios de oficios Música para órgano (perdida) Su reciente descubrimiento como compositor se debe a las investigaciones Raúl Arias del Valle (archivero de la Catedral de Oviedo) divulgadas y ampliadas por Justo Ureña (cronista oficial de Avilés), y posteriormente al trabajo de Pedro Jiménez Cavallé, catedrático de Música de la Universidad de Jaén.
Se pueden observar numerosos columbarios excavados en la roca y otros construidos con piedras, así como laudas sepulcrales con inscripciones, entre las que destaca una de época paleocristiana de los siglos IV-V.