largarse

largarse

(laɾ'γaɾse)
verbo pronominal
irse de un lugar de forma precipitada Se largó enfadado.
Traducciones

largarse

zmizet

largarse

skrubbe af

largarse

φεύγω

largarse

häipyä

largarse

déguerpir

largarse

maknuti se

largarse

立ち去る

largarse

꺼져

largarse

smeren ('m)

largarse

stikke av

largarse

spadać

largarse

afastar-se

largarse

försvinna

largarse

เอาออกไป

largarse

cút xéo

largarse

走开
Ejemplos ?
Gloria es posesiva y rápidamente se obsesiona con Jeremy. Ella afirma haber sido virgen hasta el encuentro, lo que sorprende a Jeremy, que intenta largarse de la boda con John.
La culpa de semejante caso teníala el capellán, su ocurrencia de largarse a Compostela a consultar con el sapientísimo médico Varela de Montes...
Asomóse don Diego de Ulloa al balcón para informarse de lo que motivaba tamaño alboroto, é instruido de la causa echó un valecuatro, y continuó: — Ya pueden ustedes, grandísimos borrachos, dejarse de bullanga y largarse á sus casas, antes que me atufe y haga una gallegada como mía.
Como se deja entender fácilmente, estos negociantes pueden ser muy ricos, o no poseer un céntimo; y, por tanto, pueden guardarse en la cartera la garantía y atenerse al interés que les proporcione legalmente la operación, o sacar los títulos a la plaza para hacer fondos con que pagar las letras en Londres, o para largarse con ellos de España sin acordarse más de las letras ni del ministro, y...
La prisa que le estaba dando la buena pieza de su sobrino, era «motivá» por las ganas de largarse al baile, a gastar las perras y volver, si a mano viene, con la crisma rota.
La moderna necesidad de los baños de mar, dejando despoblado a Madrid los veranos, llenó de madrileños nuestra capital; y su buen tono, convencido de que para vivir a la moda era preciso salir a bañarse, dio en irse a Ontaneda a reinojarse en sus nauseabundas aguas; pues no era cosa de largarse a otro puerto de mar cuando tenía uno de los mejores en su casa.
Una ocasioncita estaba Peralta muy fatigao de las afugias del día, cuando, a tiempo de largarse un aguacero, arriman dos pelegrinos a los portales de la casa y piden posada: "Con todo corazón se las doy, buenos señores -les dijo Peralta muy atencioso-; pero lo van a pasar muy mal, porqu'en esta casa no hay ni un grano de sal ni una tabla de cacao con qué hacerles una comidita.
Puede largarse no más, con viento fresco; aquí necesitamos testigos presenciales, testigos en de veras que hayan visto cómo principió la agarrada, no parlanchines que nos vengan cotorreando lo que han oído a los demás.
-¡Padre Cándido! -gritó desde el balcón, viendo que el fraile corría como alma que lleva el diablo, para largarse de Cegama-. ¡Padre Cándido!
Ocho o nueve fueron sucesivamente entrando, pero ninguno acertaba a condimentar el potaje y todos tenían que largarse avergonzados, abandonando la cocina arzobispal.
No le faltaba pretexto para largarse a conversar con Ciriaco, recibir sus consejos y también darle los de él, que tampoco eran malos.
Déjenme sentir cómo me unen los contrarios las partes destazadas y me publican en palabras las fusiones de un hallazgo revelado. Cerebros mínimos, pueden largarse a ser más ínfimos.