lanzadera


También se encuentra en: Sinónimos.

lanzadera

1. s. f. ASTRONÁUTICA Vehículo que puede transportar al espacio un misil, un satélite u otro objeto y que se puede utilizar varias veces, por ser recuperable, después de haber desalojado su carga.
2. TEXTIL Pieza móvil de las máquinas de coser que guía el hilo inferior.
3. TECNOLOGÍA, TEXTIL Utensilio en forma de figura de barquichuelo, con una canilla dentro, que usaban los tejedores para tramar los hilos y la urdimbre.
4. INDUMENTARIA Y MODA Sortija con un adorno en forma de este utensilio.
5. NÁUTICA Embarcación pequeña que alcanza una gran velocidad los contrabandistas de tabaco usan lanzaderas.
6. lanzadera o transbordador espacial ASTRONÁUTICA Vehículo espacial recuperable, concebido para efectuar viajes entre la Tierra y una órbita terrestre.

lanzadera

 
f. Instrumento de figura de barquichuelo, con una canilla dentro, que usan los tejedores para tramar.
Pieza de figura semejante de las máquinas de coser.
Instrumento parecido, pero sin canilla, que se emplea en varias labores.
aeron. Avión espacial reutilizable utilizado para la colocación en órbita de satélites.

lanzadera

(lanθa'ðeɾa)
sustantivo femenino
1. nave usada para transportar objetos al espacio Vimos un video de una lanzadera espacial en la clase de física.
2. instrumento usado por los tejedores en el que va el carrete de hilo una lanzadera cerámica
Sinónimos

lanzadera

sustantivo femenino
Traducciones

lanzadera

совалка

lanzadera

llançadora

lanzadera

navette

lanzadera

navetta

lanzadera

naveta

lanzadera

raketoplán

lanzadera

pendulrute

lanzadera

sukkula

lanzadera

šatl

lanzadera

定期往復便

lanzadera

근거리 왕복

lanzadera

ruimteveer

lanzadera

ônibus espacial, vaivém, Shuttle

lanzadera

skyttel

lanzadera

กระสวย

lanzadera

xe con thoi

lanzadera

航天飞机

lanzadera

SFshuttle
lanzadera de misilesmissile launcher
lanzadera espacialspace shuttle
Ejemplos ?
Ignoraba que Atenea, la de brillantes ojos, le había hecho sucumbir lejos del baño a manos de Aquileo. Pero oyó gemidos y lamentaciones que venían de la torre, estremeciéronse sus miembros, y la lanzadera le cayó al suelo.
uedose huérfana una joven a poco de nacer, y su madrina, que vivía sola en una cabaña al extremo de la aldea, sin más recursos que su lanzadera, su aguja y su huso, se la llevó consigo, la enseñó a trabajar y la educó en la santa piedad y temor de Dios.
Mira, Orfeo, las lizas, mira la urdimbre, mira cómo la trama ya viene con la lanzadera, mira cómo juegan las primideras; pero, dime, ¿dónde está el enjullo a que se arrolla la tela de nuestra existencia, dónde?» Como Orfeo no había visto nunca un telar, es muy difícil que entendiera a su amo.
5 Mi carne está vestida de gusanos, y de costras de polvo; Mi piel hendida y abominable. 6 Y mis días fueron más ligeros que la lanzadera del tejedor, Y fenecieron sin esperanza.
La lanzadera continuaba corriendo, y la obra adelantaba a las mil maravillas. Corre, aguja, corre, a todo correr, prepáralo todo, que ya va a volver.
Presentole ella la mano sin contestarle, él se la besó, y haciéndola subir en su caballo, la llevó a la corte, donde se celebraron sus bodas con grande alegría. El huso, la lanzadera y la aguja, se conservaron con el mayor cuidado en el tesoro real.
Empero es felicísimo el seteno que al décimo sucede, en poner vides, en el domar los bueyes, y es muy bueno para tejer lo urdido; y si partides de vuestra casa, el proprio es el noveno, aunque es malo a los hurtos y a sus lides; y a cosas es mejor la noche fría, cuando al alba el suelo se rocía De noche muy mejor la paja leve, de noche mejor mucho el seco prado se corta, que a las noches se les debe un correoso humor; y desvelado a los candiles largos del sol breve con hierro aguza alguno delicado la tea, y su mujer, que también vela corre la lanzadera por la tela.
Avelino, envolviéndola en fulgores y en humedades de miradas, fascinándola con la sonrisa, consiguió que adquiriese de golpe una lanzadera de mil pesetas, un broche de setecientas y un lapicillo de oro cincelado de trescientas.
¡Quizá también tuviera un amo cruel que me compraría por dinero á mi, la hermana de Héctor y de tantos otros hermanos, y obligándome á amasar el pan en las moradas, me forzada á barrer la morada y a manejar la lanzadera, arrastrando días tristes!
Cuando llegó la niña a los quince años, cayó enferma su madrina, y llamándola cerca de su lecho, la dijo: -Querida hija, conozco que voy a morir; te dejo mi cabaña que te protegerá del viento y la lluvia, y te lego también mi huso, mi lanzadera y aguja, que te servirán para ganar el pan.
por ejemplo, ¿te deja revolver la lana y tocar al telar, mientras ella teje, o antes bien te prohíbe tocar a la lanzadera, al peine y a los demás instrumentos de trabajo?
Al poco tiempo estaba ya muy lejos y no podía distinguirle. No teniendo huso, cogió la lanzadera y se puso a tejer. El huso continuó corriendo, y cuando se le acabó el hilo, ya se había reunido al príncipe.