lantánidos

lantánidos

 
m. pl. quím. Grupo de elementos metálicos afines, con números atómicos comprendidos entre el 58 y el 71 ambos inclusive, y que siguen al lantano en el sistema periódico. Se conocen, también, con el nombre de tierras raras.
Ejemplos ?
Gastó mucho del resto de su carrera estudiando el espectro de elementos y moléculas, con enfoque particular en los elementos lantánidos.
Algunos de los más usados en las valoraciones complexométricas don EDTA son: Calceína: para metales alcalinotérreos, de transición, lantánidos...
Se deberían retirar los lantánidos, a fin de permitir que actínidos, como el americio, pudieran utilizarse como elementos industriales o como combustible.
Compuestos organometálicos de lantánidos y actínidos Cada día son más abundantes las aplicaciones industriales y de laboratorio de estos complejos.
El Tulio es el menos abundante de los lantánidos (el prometio es menos abundante que el Tulio, pero no se lo encuentra naturalmente en la Tierra).
Por último, los lantánidos y actínidos se suelen obtener a partir de los fosfatos, que son unas sales en las que pueden estar incluidos.
El iterbio es un elemento metálico plateado blando, una tierra rara de la serie de los lantánidos que se halla en la gadolinita, la monazita y el xenotimo.
Para prolongar la vida de los filamentos, la temperatura de funcionamiento de los cátodos ha ido haciéndose cada vez menor, gracias al empleo de materiales con un potencial de extracción de electrones más bajo (aleaciones de torio, óxidos de lantánidos...) Los cátodos también deben ser buenos conductores, lo que limita la aplicación de algunos recubrimientos a aplicaciones muy particulares.
Éstos incluyen CmF 4, CmF 3, CmCl 3, CmBr 3, CmI 3, Cm 2 O 3, CmO 2. En los lantánidos hay análogos isoestructurales de los compuestos de curio.
os actínidos (o actinoides como la IUPAC recomienda) son un grupo de elementos que forman parte del periodo 7 de la tabla periódica perteneciendo a las tierras raras. Estos elementos, junto con los lantánidos, son llamados elementos de transición interna.
Si consideramos el carácter del enlace entre el metal (o semimetal) y el carbono tendremos: Iónicos (no moleculares): Compuestos organometálicos de sodio, potasio, rubidio, cesio, calcio, estroncio, bario y lantánidos.
Ejemplos típicos de estos fenómenos se encuentran en complejos octaédricos de Co(II), en primer orden, en la mayoría de lantánidos trivalentes, también en primer orden y más intenso, o de Ni(II), en segundo orden, mucho más débil.