laicista

(redireccionado de laicistas)

laicista

1. adj. SOCIOLOGÍA Que tiene relación con el laicismo o la laicidad.
2. s. m. y f. SOCIOLOGÍA Seguidor de las ideas del laicismo.
Traducciones
Ejemplos ?
Por Fernando Savater, filósofo y profesor de universidad. (en inglés y en francés), asociación para las ideas humanistas y laicistas.
La Iglesia Católica, que en general había reaccionado con moderación a los incendios de mayo, criticó todas estas medias laicistas, especialmente la retirada de los crucifijos de las aulas donde hubiera alumnos que no querían recibir enseñanza religiosa, y sobre todo el decreto de 22 de mayo que provocó incluso la protesta del Nuncio asegurando que no era legal legislar sobre libertad de cultos o enseñanza religiosa en las escuelas sin tener en cuenta el Concordato de 1851.
Tras la muerte de León XIII en 1903 su sucesor Pío X trató de mantener relaciones algo más amistosas con el Estado Italiano, permitiendo tácitamente en 1904 que los católicos apoyasen políticamente a los liberales moderados (y no a los liberales anticlericales) en contra de los socialistas y laicistas, eliminando en la práctica el non expedit.
Estas buenas relaciones no impidieron que Marcelo González desarrollara una gran crítica a las políticas laicistas del gobierno, especialmente en materias de relación Iglesia-Estado, matrimonio y divorcio, aborto, educación, financiación de la Iglesia, etc.
La Revolución francesa, la invasión de España por Napoleón y la posterior Guerra de la Independencia supusieron la entrada en España de las ideas liberales, antimonárquicas y laicistas y con ellas la crisis de la ideología del Antiguo Régimen, lo que dio lugar a una inestabilidad política con sistemas políticos cambiantes, pronunciamientos militares, guerras civiles, caciquismo, fraude electoral...
Los laicistas consideran que su postura garantiza la libertad de conciencia además de la no imposición de las normas y valores morales particulares de ninguna religión o de la irreligión.
En general, los laicistas afirman que la laicidad es un principio indisociable de la democracia, porque las creencias religiosas no son un dogma que deban imponerse a nadie ni convertirse en leyes.
Casi simultáneamente comenzaron las manifestaciones y actos de protesta laicistas, que primero se hicieron dentro de las facultades, y después se trasladaron a las calles.
El contragolpe de marzo de 1909 arrancó el control del Gobierno de las manos de los laicistas Jóvenes Turcos, y Abdul Hamid II recuperó brevemente sus poderes dictatoriales.
Las cofradías retrasaron el retorno en procesión de las imágenes hasta sus templos hasta la madrugada del 20 de agosto para evitar que hubiese incidentes o protestas por parte de los grupos laicistas que se congregaban en contra de la visita papal en algunas zonas de la ciudad.
Las conversaciones dividieron el espectro político: los partidos mayores, especialmente el FLN, socialista, y los también socialistas de Kayble, el FFS, continuaron apoyando las negociaciones, mientras que otras fuerzas—especialmente la Unión General de Trabajadores Argelinos (UGTA), pero también algunos grupos menores de izquierdistas y feministas como los laicistas RCD—se alinearon con los “erradicadores”.
En los meses que siguieron, durante los debates de ponencia de la nueva Constitución se plasmó nuevamente la divergencia entre los sectores católicos, una parte de ellos representados desde abril por la asociación Acción Nacional, que iría aumentando progresivamente su influencia en la escena política, y los republicanos laicistas.