Ejemplos ?
A las nueve de la noche, las campanas de San Agustín repicaron estrepitosamente y la atmósfera se iluminó con cohetes voladores y de lagrimilla.
Pero fueron en vano sus desvelos; que amor no cumple lo que juran celos, y tanto puede una mujer que llora, que vienen a reñirla, y enamora, creyendo el que ama, en sus celosas iras, por una lagrimilla mil mentiras.
Al hacerlo, sobre cada perla solté una lagrimilla..., porque al fin es duro presenciar cómo se casa con otra el hombre a quien queremos.
En Jesús María se producía el vino denominado lagrimilla dorada que, según la tradición, llegaba a la mesa del rey Carlos III de España.
En esta provincia se produjo uno de los primeros vinos de Argentina, se llamaba Lagrimilla y fue llevado a España por los jesuitas en el siglo XIX.
La madre del angelito fue dejando sus sollozos, y cantó la primera copla, dándole retos al muertito por haberse difunteado "y sin tomar ni un vaso 'e vino". (Se bebía vino del tipo "Lagrimilla").
Se construyó a partir de 1618 y se caracterizó por su producción vitivinícola, impulsada por el Padre Pedro de Oñate, quien se la compró a Gaspar de Quevedo, dueño de la Estancia Guanusacate. En la vieja bodega jesuítica se elaboraba el vino "lagrimilla de oro".
Las manzanas trituradas y el jugo caen dentro de un recipiente de madera, similar a una artesa, llamada también dornajo. El primer jugo que se obtiene de esta forma recibe el nombre de lagrimilla y se considera la mejor parte.