lágrimas

(redireccionado de lagrimas)

lágrimas

('laγɾimas)
sustantivo femenino plural
dolor físico o moral muy intenso No hay remedio para sus lágrimas.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

lágrimas

gora
Ejemplos ?
¡Oh! Vuelve, vuelve, hermosa mía; sin ti mi vida será una noche sin aurora, un llanto sin lagrimas. XXV Sólo el eco responde al enamorado Pulo que, presa de un loco frenesí, corre de nuevo a las orillas del Ganges, busca en la arena la huella de su esposa y vuelve a llamarla por su nombre cien y cien veces; todo es inútil.
Al llegar a la meta no encontré estas rosas tiernas y delicadas, bañadas con precioso néctar y con lagrimas de una diosa, estas rosas que nacen entre adoradas espinas en los zarzales; ni encontré siquiera el delicioso valle que esperaba.
EL MENSAJERO Muertos quedan los dos; el hado quiere Exterminar de Edipo la progenie. ¡Lagrimas y alegría juntas llegan! En salvo la ciudad, mas sus caudillos, Con el hierro en Escitia martillado, Quisieron dividirse los despojos La tierra poseerán que sus cadáveres Pueda cubrir, tras de la horrenda liza; Cumplida está la maldición del padre.
Las lagrimas que brotan de sus ojos indicios son de su dolor; estrecho paso sus labios dan a los gemidos que arranca de su pecho, y claros de la suerte los enojos se muestran en sus ayes doloridos.
Y sobre todo lo dicho avia sobrevenido viento norte, de suerte que mas estavamos cerca de la muerte que de la vida : plugo a nuestro señor que buscando los tizones del fuego que alli aviamos hecho, hallamos lumbre con que hizimos grandes fuegos : y ansi estuvimos pidiendo a nuestro señor misericordia y perdon de nuestros peccados, derramando muchas lagrimas, aviendo cada uno lastima, no solo de si, mas de todos los otros que en el mismo estado vian.
Los ojos en el cielo pag. 246 en lagrimas de amor humedecidos distraída fijaba sin fe ni objeto por su azul perdidos. La imagen de don Félix más que nunca amoroso, más que nunca galán veía acaso que a su valle volvía con ciego amor y presuroso paso.
Siempre se hundían sus dorados sueños en el mar de sus lagrimas, y al cabo sus delirios no más siendo la suerte que aguardaba dichosa, miraba al porvenir...
Levantóse el padre, y mirando a su hija a través de lagrimas, abrazóla, y teniéndola así, en sus brazos, con voz de susurro, le dijo al oído: -¿Quieres curarme, hija mía?
Desesperada, corrió a refugiarse en su cubículo, y entre sus lagrimas aceitadas, entre pensa-mientos de comunicarse a la Comandancia In-tergaláctica y denunciar aquel complot o callar para siempre, se fijó de pronto en una hoja de papel que contenía el modelo por llenar de la encuesta: “¿Cuándo se le dificulta más el vue-lo?
Han aparecido estos hombres libres en los teatros mas célebres, y los pueblos mas cultos han admirado sus sentimientos y caracter, y han dado lagrimas à sus infortunios.
Muy honda, muy extraña ha de ser la pena de un niño, que así quiere ocultarla. En aquella la más larga de las misas del rito católico sigue entre lagrimas, entre suspiros, con esta obsesión tan extraña.
Asistió a su salida el Gobierno y un gran concurso. A la voz del pueblo: Vivan los soldados de la Patria, asomaron las lagrimas de ternura a los ojos de todos sus compatriotas.