ladronzuelo


También se encuentra en: Sinónimos.

ladronzuelo, a

s. Persona que roba cosas por lo general de poca importancia el tendero atrapó al ladronzuelo que le robaba la fruta. ratero
Sinónimos

ladronzuelo

, ladronzuela
sustantivo
ladrón*, ratero, mangui (malsonante), carterista.

ladronzuelo:

chorizoratero, caco,
Traducciones

ladronzuelo

ladruncolo
Ejemplos ?
Celoso y juguetón. Bastante ladronzuelo. Es bueno con los niños y bastante amigable con los extraños y aunque por su obstinación, resulta un poco difícil de entrenar, no es especialmente independiente ni dependiente.
Kennedy, de una personalidad opuesta al refinado Roberts y con antecedentes de haber sido un ladronzuelo, había prometido más riquezas a los desertores.
Algunos de sus biógrafos aseguran que fue un estudiante ambicioso que quería prosperar y otros dicen de él que se trataba de un ladronzuelo con poco futuro al que su familia embarcó hacia América para quitárselo de encima.
En el curso de su viaje conoce a Yáñez, un vivaz aventurero portugués que le salva de un intento de asesinato, y a Kammamuri, un ladronzuelo hindú.
Pese a no haber tenido éxito comercial el año de su lanzamiento, Raising Arizona se ha convertido en una película de culto en los Estados Unidos por su simbolismo, música, lo poco convencional de sus personajes y el lenguaje utilizado. Cuando el ladronzuelo H.I.
Otros casos tontuelo - a, pañuelo, picaruelo - a, pajaruelo). Suele aparecer como -zuelo o -zuela o como -ezuelo o -ezuela (ladronzuelo, reyezuelo).
Entonces se propuso vigilar, hacer guardia, y a las pocas noches de ronda cogió de las orejas a un pillete, un tan Cacho, muy conocido por su afición a la rapiña, y le decomisó un cesto atiborrado de las cerezas tempraneras. Dice que le temblaban a Mestival las manos aun después que las contentó tirando de las orejas al ladronzuelo cuanto pudo.
Como un cancerbero me examinó de pies a cabeza; después, satisfecho de comprobar hipotéticamente que yo no era un ladronzuelo, con una indulgencia que únicamente podía nacerle de la soberbia gorra azul con trancellín de oro sobre la visera, me dio permiso para entrar, dándome por toda indicación: —El ascensor, a la izquierda.
La nobleza no alcanzaba a comprender el porqué de tanto temor ante el ambicioso hablador y se hacía cruces de que pudiera convertirse en un ladronzuelo del sumo poder.
l negrito Valentín era en 1798 un ladronzuelo hecho y derecho; pero aviesa fortuna lo perseguía, pues nunca libraba de caer en manos de les lebreles que contra los amigos del bien ajeno mantenía regimentados su señoría el alcalde de casa y corte.
El obispo Romaní entró en convalecencia y gobernó su diócesis por dos años más, gracias al ladronzuelo que, sin quererlo, hizo por él lo que no lograron médicos ni remedios de botica.
Y es que el hombre cuidador del huerto se encontraba espiándolo desde el momento en que brincó por la cerca y estudiando cada uno de los movimientos del hambriento zorrillo, lo quiso cazar. El olfato de este pobre ladronzuelo no le había funcionado bien, por lo que se veía.