Ejemplos ?
Más tarde viajó, según la costumbre de los sofistas de la época, a varias parte del Este: visitó así Constantinopla, Nicomedia, Lacedemón, Tesalónica, Filipos y otros lugares, y en algunos permaneció cierto tiempo, dando sus discursos.
La diosa transformó a Táigete en una cierva, pero Zeus la violó cuando estaba inconsciente. Así concibió a Lacedemón, el mítico fundador de Esparta.
La pintura refleja la escena más famosa del mito de Dánae: su fecundación por el dios Zeus. Según la mitología griega Dánae era hija de Acrisio, rey de Argos, y Eurídice, hija de Lacedemón.
Agogé Arcadio Dilios Efialtes de Tesalia Éforo Focio Lacedemón Batalla de Platea Batalla de las Termópilas Esparta Segunda Guerra Médica Gorgo Paul Cartledge, Sparta and Lakonia.
Las Pléyades debieron haber tenido considerables encantos, pues varios de los más importantes dioses olímpicos (incluyendo a Zeus, Poseidón y Ares) mantuvieron relaciones con ellas, relaciones que inevitablemente acarrearon el nacimiento de varios hijos: Maya, la mayor de las siete Pléyades, fue madre de Hermes con Zeus; Celeno fue madre de Lico, Nicteo y Eufemo con Poseidón; Alcíone fue madre de Hirieo con Poseidón; Electra fue madre de Dárdano y Yasión con Zeus; Estérope fue madre de Enómao con Ares; Táigete fue madre de Lacedemón con Zeus; Mérope fue la única de las Pléyades que no mantuvo relaciones con los dioses.
El nombre se atribuye al héroe mítico Lacón o Lacedemón, pero los eruditos piensan que derivaba del griego λάκος o λάκκο (lago o laguna), porque la región era como un lago entre montañas.
No dejó descendencia masculina y le sucedió Lacedemón o Lacón, hijo de Zeus y de Taÿgeta, que se casó con Esparta, hija del último rey, que dio su nombre al pueblo y el de su mujer a la ciudad que fundó.
Al no tener un heredero, legó su reino a Lacedemón, hijo de Zeus y de Táigete (quien dio nombre a la montaña que domina Esparta) y esposo de Esparta.
Al acceder al trono, Lacedemón dio su nombre a la región que gobernaba y el de su mujer a la ciudad propiamente dicha, de donde proviene el nombre de «Esparta».
Tucídides, Historia de la Guerra del Peloponeso I.101.2 Fue la capital de los periecos de Lacedemón, unos de los conquistadores de Mesenia y fue el centro de la tercera guerra mesenia en 464 a.
144–145 También es posible (y era la creencia de Heródoto) que, recordando las palabras del Oráculo de Delfos, Leónidas estuviese decidido a sacrificar su vida para salvar a Esparta. La respuesta que recibieron de labios de la Pitia fue que Lacedemón sería devastada por los bárbaros o que su rey moriría.
Por el contrario, en Diodoro Sículo o Apolodoro, muere en combate en la expedición de su hermano para castigar a los hijos de Hipocoonte, rey de Lacedemón.