labrador


También se encuentra en: Sinónimos.

labrador, a

1. adj./ s. AGRICULTURA Que labra la tierra.
2. AGRICULTURA Se aplica a la persona que posee una extensión de tierra y la cultiva por su cuenta. campesino
3. adj./ s. m. ZOOLOGÍA Se aplica al perro originario de Terranova el perro labrador es inteligente y de fácil domesticación.
4. s. m. MINERALOGÍA Aluminosilicato de calcio y sodio.
5. s. Cuba, Dom., Par. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que labra la madera descortezando el tronco, para convertirla en rollizos.

labrador, -ra

 
adj.-s. Que labra la tierra.
adj. Que trabaja o es a propósito para trabajar.
m. f. Persona que posee hacienda de campo y la cultiva.

Labrador

 
Península de NE de Canadá, situada entre el océano Atlántico y el mar de Hudson, y separada de la isla de Baffin por el estrecho de Hudson. Monte Torngat (1 675 m). Es una elevada meseta (600 m de altitud) de suelo rocoso con numerosos lagos y ríos (Hamilton). Clima continental frío influido por la corriente del Labrador. Rica fauna marítima. Administrativamente está dividida entre las prov. de Quebec, y Terranova y Labrador.

labrador, -ra

(laβɾa'ðoɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
persona que tiene por oficio trabajar y cultivar la tierra Los labradores trabajan de sol a sol.
Sinónimos

labrador

, labradora
sustantivo
agricultor, cultivador, campesino, paisano (Galicia), aldeano (País Vasco), labriego, labrantín, pegujalero, pelantrín, destripaterrones (desp.).
Cuando el labrador es pobre se emplean los sinónimos labrantín, pegujalero y pelantrín.

labrador:

labriegogañán, aldeano, campesino, horticultor, rústico, cultivador, agricultor,
Traducciones

labrador

lavrador

labrador

bifolco, muratore

labrador

Labrador

labrador

Лабрадор

labrador

拉布拉多

labrador

拉布拉多

labrador

Labrador

labrador

Labrador

labrador

ラブラドル

labrador

래브라도

labrador

Labrador

Labrador

SM (Geog) → Labrador

labrador

SM/F
1. (= propietario) → (peasant) farmer
2. (= labriego) → farm labourer, farmhand, farmworker; (= campesino) → peasant
3. (= perro) → Labrador
Ejemplos ?
Así PAPANTZIN buscó la manera de poder entrar sin ser reconocido. Se disfrazó de labrador y fingió que iba a vender sus productos.
Sus manos grandes y tostadas, sus uñas cortas, contrastaban con su traje. Eran manos de labrador que salían de las mangas de un dandy.
Un hijo de un pobre labrador oyó decir un día en la iglesia al sacerdote que quien quiere ir al cielo tiene que andar derecho. Se puso en camino, marchando siempre en línea recta por montes y por valles, sin hacer nunca ningún rodeo.
Si el triunfo corona nuestros esfuerzos, volveré á la quietud del hogar doméstico, prefieriendo en todo caso la vida frugal y pacífica del obscuro labrador á las ostentaciones del poder.
i después de una tormenta pasan junto a un campo de alforfón, lo verán a menudo ennegrecido y como chamuscado; se diría que sobre él ha pasado una llama, y el labrador observa: -Esto es de un rayo-.
Sócrates: ¿El cuidado que un buen cazador tiene de sus perros, el que un buen labrador tiene de sus bueyes, no hace mejores lo mismo a los unos que a los otros, y así en todos los casos análogos?
El se limitaba modestamente a sus glorias, y al regresar a la Casa del Labrador o al Real Palacio de Aranjuez, decía sonriendo a María Luisa: —Hoy han caído trescientos.
El rey, en su billar de la Casa del Labrador, recordaba de tarde en tarde, con el taco en la mano, los lejanos dominios, al enterarse de un nuevo envío de perfumado rapé, de rico chocolate o de conchas y metales preciosos, regalo de los buenos súbditos.
Poblaciones: Chalatenango, Concepción Quezaltepeque, Ojos de Agua, Las Vueltas, Azacualpa, San Francisco Lempa, San Luis del Carmen, San Miguel de Mercedes, San Antonio los Ranchos, San Antonio de la Cruz, San Isidro Labrador, Nueva Trinidad, Cancasque, Potonico, Las Flores, Arcatao y Nombre de Jesús.
Para que el labrador disfrute del producto de sus cuidados...
Para la pobre cena aderezado, brilla el albergue rústico; y la tarda vuelta del labrador la esposa aguarda con su tierna familia en el umbral.
Habiéndose envuelto la cabeza, el uno se cubrió falazmente de tierra las manos, ensuciándose el rostro lo mismo, como un verdadero labrador; el otro se cubrió falazmente de astillas de madera la cabeza, como si verdaderamente hubiera podado, carpinteado.