labialización

labialización

1. s. f. LINGÜÍSTICA Pronunciación de un sonido usando los dos labios o uno de ellos como punto de articulación.
2. LINGÜÍSTICA Asimilación de un sonido a un elemento labial, que le propaga esta característica.

labialización

 
f. ling. Carácter de ciertos sonidos en cuya articulación intervienen los labios, por su naturaleza articulatoria.
Ejemplos ?
Hay algunas restricciones sobre las posibles combinaciones consonante-semiconsonante: no se produce después de labiales (except para algunos hablantes en bo, po, mo, fo); no se produce después de retroflejas y velares (o después); y ocurre sólo en sentido medial lüe y nüe y después de las palatales (para ello véase debajo.) La combinación consonante-semiconsonante en el inicio de una sílaba se articula como un solo sonido – la semiconsontante no está de hecho pronunciada después de la consonante, sino que es realizada como palatalización, labialización, o ambos, de la consonante.
Por ejemplo, en la lengua atabascana Hupa, la fricativa velar sorda distingue tres grados de labialización, transcribidas como o.
Por ejemplo, el inglés ʊ a menudo tiene muy poco redondeo, y puede ser transcrito En Asamés, por otro lado, ɒ es mucho más redondeada (que es típico para una vocal abierta), y puede ser transcrita. Estos diacríticos es a veces utilizado con consonantes para indicar grados de labialización.
Las consonantes postalveolares usualmente sufren labialización (e.g.,), en posición inicial de palabra o pretónaca /r/ (i.e.,), aunque este aspecto frecuentemente se ignora.
Un proceso relacionado es la coarticulación, en la cual un segmento influye al otro y le produce una variación alófona, como las vocales que adquieren el timbre nasal (nasalización) ante consonantes de este tipo cuando el velo del paladar se abre antes, o la labialización, velarización, etc., de ciertas consonantes.
Así en la metáfora ciertos rasgos semánticos son ignorados y se usa una forma léxica para designar un concepto que comparte sólo algunos rasgos semánticos con el concepto que se trata de designar. Labialización Palatalización Velarización Disimilación Crasis Lenición
Un superíndice gamma tras la letra que designa el sonido o alófono consonántico velarizado, como en (versión velarizada de) Un superíndice w (uve double) indica velarización y labialización simultáneas (simultaneidad de coarticulación velar y labial), como en, o labializaciónn de una consonante velar, como en.
Sin embargo, existe un gran número de consonantes coarticuladas con articulaciones secundarias, las más frecuentes de la labialización (como en), la palatalización (como las consonantes "blandas" del ruso, como), la velarización (como la que se produce en las laterales postvocálcias de algunas lenguas románicas y la lateral del inglés,) y la faringalización (como la que ocurre en árabe con las consonantes enfáticas como).
Entre las múltiples formas de asimilación encontramos la sonorización, el ensordecimiento, la nasalización, la labialización, la velarización, etc.
Para gh, tanto la palatización como la labialización están representadas en la ortografía donde son escritas como y para la variante palatal y como w para la variante labial.
II: según cuál sea la parte de la lengua (predors, dors o postdors) afectada por el movimiento vertical, esto es, según la posición de la lengua en el eje horizontal, una vocal puede ser: Anterior (timbre agudo): e, i, y Central (timbre neutro): a Posterior (timbre grave): o, u III: dependiendo de la posición de la lengua en el eje vertical (según el movimiento de la lengua hacia el paladar) una voca puede ser: Alta (apertura mínima): i, y, u Mediana (apertura mediana): e, o Baixa (apertura máxima): a IV: en la producción de fonemas vocálicos puede intervenir también la labialización, esto es, la participación activa de los labios.
Las vocales son cinco básicamente: i, e, a, o, u, aunque esta serie se amplía grandemente por palatalización, labialización, redondeo y nasalización.