Ejemplos ?
Pero ¿no ve usté qué niña?... Por la Virgen de la Macarena, ¿usté no tiée na que arrimarle a la boca a ese angelito? -Yo na..., ¿y usté?
Del francés al castellano. Batalla espiritual y arte de seruir a Dios, con la Corona y Ledania de la Virgen Maria, compuesto por el Cardenal de Fermo ...
La Virgen viene vestida con un traje de alcaldesa, de papel de chocolate con los collares de almendras. San José mueve los brazos bajo una capa de seda.
San José, lleno de heridas, amortaja a una doncella. Tercos fusiles agudos por toda la noche suenan. La Virgen cura a los niños con salivilla de estrella.
A tu neno ahora le regala rosquillas la Virgen, y San Antón le está poniendo una ropa toda de oro, y de plata, y de perlas, con unos fleques colorados...
En las noches oscuras y lluviosas, la calle aparecía por demás lúgubre y desierta. No había luz; sólo un diminuto farol colgaba en el extremo, frente a una imagen de la Virgen pintada en la pared.
-No, que lo que vas a tomar hora mesmo es una miajita de caldo, que dende anoche no ha entrao naica, pero que naica en ese cuerpo, y con eso no vas a conseguir que la difunta reviva. -Éjame a mí, por Dios, e cardos; que la Virgen Soberana me arrecoja a mí con ella es lo que necesito.
Pedid a Dios por mi alma y por España, y pensad que al mismo tiempo que vosotros oráis por mí yo estaré, con la gracia del Salvador del mundo, invocando la Virgen María, a Santiago, nuestro patrón, a San Luis y a San Fernando, mis celestiales Protectores, suplicándoles con la antigua fe española, que en mí se fortaleció en Jerusalén, al pie del sepulcro de Cristo, para que en la tierra se os premie como lo que sóis, como cruzados y como mártires.
Pintor nacido en mi tierra, con el pincel extranjero, pintor que sigues el rumbo de tantos pintores viejos, aunque la Virgen sea blanca, píntame angelitos negros.
Si sabes pintar tu tierra, así has de pintar tu cielo, con su sol que tuesta blancos, con su sol que suda negros, porque para eso lo tienes calientito y de los buenos. Aunque la Virgen sea blanca, píntame angelitos negros.
62 Jóvenes Véspero viene, jóvenes, levantaos: Véspero al Olimpo, esperadas largo tiempo, apenas al fin sus luces está elevando. De levantarse ya el tiempo, ya pingües de dejar las mesas, ya llegará la virgen, ya se dirá el Himeneo.
70 La que de tus sacrificios carezca no podría dar defensores, esa tierra, a sus fronteras: mas pueda, si tú quieres: ¿quién a este dios compararse osaría? 75 Los cierres abrid de la puerta: la virgen llega, ¿no ves que las antorchas sus espléndidas melenas agitan?