lívido

(redireccionado de lívida)
También se encuentra en: Sinónimos.

lívido, a

(Del lat. lividus, azulado negruzco.)
1. adj. Que está intensamente pálido creí que se desmayaría ya que tenía el rostro lívido. blanco
2. Que está sorprendido y sin capacidad de reaccionar la vio y se quedó lívido. estupefacto
3. Se aplica a la piel, herida o cielo de color tirando a morado. cárdeno, amoratado

lívido, -da

 
adj. Amoratado; díc. esp. del color de la cara, de una herida, etc.

lívido, -da

('liβiðo, -ða)
abreviación
que está pálido o morado, especialmente por el frío un rostro lívido
Traducciones

lívido

livid, blue

lívido

livide

lívido

铅色的

lívido

LIVID

lívido

납빛의

lívido

ADJ
1. (= pálido) → pallid, pale, livid
2. (= amoratado) → black and blue, livid
Ejemplos ?
Y lívida, descompuesta por la ira, penetró la señá Pepa en el patio y nunca más que en aquel instante mereció el Pórvora su mote, pues todavía no había llegado al promedio del patio la irritadísima anciana, cuando ya él habíase puesto a salvo de sus garras, mientras Pepita corría en dirección a la puerta de la calle, y la señá Rosalía procuraba calmar en su justa indignación a su comadre, diciéndole con acento resignado: Si yo se lo decía a usté, si eso ya se sabe; si es que no se pué una fiar ni de la tierra que se pisa; si es que bien dice el refrán, que donde menos se piensa...
Mas, a pesar de la lívida luz del día que reflejaba la pared, las tinieblas recomenzaban a absorberlo otra vez con sus vertiginosos puntos blancos, que retrocedían y volvían a latir en sus mismos ojos...
Una mano calenturienta y recia cogió por el brazo a la niña, la desvió con violencia y, arrastrando, la sacó del palco al pasillo. Madame estaba lívida.
¡Que David tiene al niño! Estaba lívida de horror; pero se reanimó para precipitarse sobre mí y arrancarme al niño de los brazos.
Alicia fue extinguiéndose en su delirio de anemia, agravado de tarde, pero que remitía siempre en las primeras horas. Durante el día no avanzaba su enfermedad, pero cada mañana amanecía lívida, en síncope casi.
Era el maletín, era aquel lindo accesorio de la vida civilizada, repleto de collares, de estuches de terciopelo blanco, sobre los cuales refulgían y se irisaban las nacaradas y redondas perlas, lo que, a las altas horas de la noche, dentro de un tren en marcha, en la semiclaridad lívida de la luz, columpiada a los vaivenes, causaba a Julio la terrible, la abrumadora sensación del peligro presente, inminente, que se acercaba fatídico, inevitable...
No lo afirmo así, en absoluto... Sólo..., convendría que tuviese usted cuidado... Celita quiso reír, pero su risa era forzada y su cara estaba lívida. -¿Y yo?
En las nubes retumba despeñado El carro del Señor, y de sus ruedas Brota el rayo veloz, se precipita, Hiere y aterra a suelo, Y su lívida luz inunda el cielo.
Hirviente multitud ondulaba en el sendero como flexible sierpe que colea; el sol, inflamado, rutilante en su cénit, pero de luz turbia y lívida, iluminaba, sin regocijarlo, el paisaje.
El presidente Curval era el decano de la sociedad; de sesenta años de edad y singularmente gastado por el desenfreno, parecía un esqueleto. Era alto, enjuto, delgado, de ojos azules de apagado mirar, boca lívida y malsana, mentón saliente y nariz larga.
Hubiera querido llevarse el cadáver a casa, pero al serle imposible cogió la cabeza lívida, con los cerrados ojos, y besando la fría boca sacudió la tierra adherida al hermoso cabello.
No eran señores; era una señora, y anoche se ha marchado. Y al ver la cara lívida, los ojos alocados del dependiente, exclamó: -¿Se siente usted mal, caballero?...