lírico

(redireccionado de líricos)
También se encuentra en: Sinónimos.

lírico, a

(Del gr. lyrikos, relativo a la lira.)
1. adj. LITERATURA, POESÍA Se aplica al género poético que expresa sentimientos íntimos Quevedo escribió composiciones líricas.
2. POESÍA De la estrofa llamada lira.
3. adj./ s. LITERATURA Se refiere al poeta que compone obras en las que expresa sus sentimientos Bécquer ha sido considerado principalmente un autor lírico.
4. adj. Que provoca en el ánimo un sentimiento intenso la película tiene una escena muy lírica. poético prosaico
5. MÚSICA Se aplica a la obra teatral que está compuesta para ser musicada y representada la ópera y la zarzuela son composiciones líricas .
6. adj./ s. MÚSICA Se refiere a la persona que interpreta obras teatrales musicadas es una gran cantante lírica.
7. adj. Méx. Se aplica a la persona que ha aprendido un oficio, profesión o arte sin haberlo estudiado músico lírico.

lírico, -ca

 
adj. Relativo a la lira (métrica) o a la poesía para el canto.
Propio de la lírica.
Díc. del género dramático cuyas obras son cantadas o van acompañadas de música, como la zarzuela.
fig.Lleno de entusiasmo o de inspiración.
adj.-s. Díc. del autor de obras líricas.
f. Género de poesía en que los sentimientos y estados anímicos más íntimos y profundos pueden ser expresados de una manera impersonal, noble, graciosa o elevada.
Traducciones

lírico

lirico

lírico

lyrische

lírico

lyrique

lírico

غنائية

lírico

抒情

lírico

抒情

lírico

/a
A. ADJ
1. (Literat) → lyric(al) (Teat) → musical
2. (LAm) [persona] → full of idealistic plans; [plan, idea] → Utopian, fantastic
B. SM/F (LAm) (= soñador) → dreamer, Utopian
Ejemplos ?
De ti el vïudo tracio, tu canto al escuchar, se maravilla, con Píndaro y Horacio: tuya es la regia silla entre líricos vates de Castilla.
Se hizo con este medio expeditivo; dedicó una gran cantidad para compra de esclavos. Uno que supiera de memoria a Homero, otro Hesíodo, y aún designó nueve para los nueve poetas líricos.
Semejantes a los coribantes, que no danzan sino cuando están fuera de sí mismos, los poetas no están con la sangre fría cuando componen sus preciosas odas, sino que desde el momento en que toman el tono de la armonía y el ritmo, entran en furor, y se ven arrastrados por un entusiasmo igual al de las bacantes, que en sus movimientos y embriaguez sacan de los ríos leche y miel, y cesan de sacarlas en el momento en que cesa su delirio. Así es, que el alma de los poetas líricos hace realmente lo que estos se alaban de practicar.
Varias personas de distinción y parte del clero habían sido invitadas para la fiesta; y para amenizarla fueron convidados también algunos artistas líricos, entre ellos el célebre Vacanni.
Mas siempre es inmodesto exhibir el propio yo como un arquetipo. Y si los poemas líricos no son enteramente propios, libres y verdaderos no valen nada como tales.
Nuestra zoología doméstica, la componen unas ocho gallinas alharaqueras, unos pollos enclenques y vivaces, un perro plebeyo y muy querido que lleva el romántico nombre de "Capulí", una lora que tiene mutismos parlamentarios, dos líricos jilgueros, y a más de una que otra pulga casera, tres pececillos de colores en una azul redoma, que cuentan hoy entre los seres del martirologio acuático.
¿Quién podrá enumerar los que se alzaron Líricos vates, del sagrado suelo Bañado por las ondas de armonía, Que de la voz de Homero se desatan Para fecundizar los campos griegos?
VI De lo que llaman los hombres virtud, justicia y bondad, una mitad es envidia, y la otra no es caridad. VII Yo he visto garras fieras en las pulidas manos; conozco grajos mélicos y líricos marranos...
Y en su vaivén de delirios líricos, “Vorágine de los sentidos húmedos”, la sensualidad exige ir más allá del segundo carnal; imposible anhelo de un extraño misticismo erótico donde el ser amado es dios que se acerca y se distancia sin ser él, sino una esencia que a fuerza de desearse y poseerse, desaparece en el íntimo escombro de una nostalgia sin ruego; porque el hablante lírico de Esther Puhyol maneja temples de ánimo que nunca se arrodillan a suplicar compasión, sino que solazándose en lo que fue, como recuerdo incesante que no muere al borde del fin, vitalizado por la maravilla melancólica de las hormonas, se transforma en la palabra diáfana de reminiscencias: “Te echarás sobre mi sombra / como antes amante / en mi cuerpo...
No es mediante el arte, sino por el entusiasmo y la inspiración, que los buenos poetas épicos componen sus bellos poemas. Lo mismo sucede con los poetas líricos.
-Ya no hay jóvenes en la república -le decía; -los ideales generosos, las iniciativas patrióticas no cuentan con su apoyo ni con su entusiasmo; los que se titulan jóvenes no lo son sino en la edad, porque cuando se les habla de la patria, de los sacrificios patrióticos o del cumplimiento de los derechos cívicos, reciben esas palabras con un solemne desprecio, considerando que tales asuntos sólo pueden preocupar la mente de los ilusos, de los líricos, cuando no dicen de los tontos; y agregan que en nuestros días la política ha cambiado de giro y que hay que ser más prácticos, adoptando otra política basada en el positivismo,y titulándose, los que de tal manera piensan y proceden, hombres prácticos, grandes políticos, sabios y de talento.
Amo las epopeyas, porque de ellas brota el soplo heroico que agita las banderas que ondean sobre las lanzas y los penachos que tiemblan sobre los cascos; los cantos líricos, porque hablan de las diosas y de los amores; y las églogas, porque son olorosas a verbena y tomillo, y el santo aliento del buey coronado de rosas.