líbico

(redireccionado de líbicas)
Búsquedas relacionadas con líbicas: limbico

líbico, -ca

 
adj.-s. Libio.
ling. m. Grupo de lenguas camito-semíticas habladas antiguamente en una amplia zona del norte de África, desde las Canarias hasta los confines egipcios.
Ejemplos ?
Con la conquista romana, la religión romana antigua y las religiones tradicionales de África, líbicas y púnicas, fueron objeto de la reinterpretación y de la manifestación del sincretismo.
Pronto, aun así, a Acrisio –tan grande es la presencia de la verdad– tanto haber ultrajado al dios como no haber reconocido a su nieto le pesa: impuesto ya en el cielo está el uno, mas el otro, devolviendo el despojo memorable del vipéreo portento, 615 el aire tierno rasgaba con sus estridentes alas, y cuando sobre las líbicas arenas, vencedor, estaba suspendido, de la cabeza de la Górgona unas gotas cayeron cruentas, que, por ella recogidas, la tierra animó en forma de variegadas serpientes, de ahí que concurrida ella está, e infesta esa tierra de culebras.
A ella cuando a remos, y a la ávida Caribdis, 75 vencieron los barcos troyanos, cuando ya cerca del litoral ausonio se hallaban, por el viento son devueltos a las orillas líbicas.
Mas, si sus iras en ti escondió la tormentosa guerra, que en sed de sangre y destrucciones vino a conturbar el golfo cristalino, estrecha siendo a su furor la tierra; si obedeciendo, cruel, a tu marino, aportaste a las líbicas arenas para llenar tu seno...
La noticia más antigua de estos seres se encuentra en el del orador Dión Crisóstomo, quien se refiere a ellos como "fieras líbicas", no lamias.
El idioma líbico y la cultura parecían crear una cierta unidad entre estos pueblos, aun así se pueden identificar dos grupos en las poblaciones líbicas: Un primer grupo de pueblos bastante mal identificados y localizados por los autores antiguos, tienen nombres diferentes: los nasamones, los nigritas, los atlantes, los trogloditas, los bacuatas, los bavares, los suburbures, los musulames y los gétulos.
Las poblaciones líbicas estuvieron bajo la dominación feno-púnica, después sometidos por los romanos, aunque en parte estaban marginados y/o aculturizados.
Los topónimos de origen guanche mantienen de manera transparente prefijos y sufijos típicos de la morfología bereber, así muchos nombres masculinos empiezan por a- o i- (en proto-bereber un nombre masculino empieza por una de las vocales a-, i-, u) como en el nombre de los menceyatos A bona, A deje, A naga, I code, mientras que los femeninos empiezan siempre por t(a)- y frecuentemente conservan el circunfijo t-...-t (como en T eberbi t e tebărəwwit, T egues t e tegăsət). J. Álvarez Delgado (1964): Las inscripciones líbicas de Canarias, La Laguna. R.
Sólo ha sido descifrada la forma oriental, gracias a que existen numerosas inscripciones bilingües púnico-líbicas, que han permitido hallar el valor de 22 de los 24 signos que componen esta modalidad de tifinagh.