Ejemplos ?
En 1786 es nombrado alférez de la Real Compañía de Guardias Marinas de Cádiz y encargado de la compañía de guardiamarinas de Ferrol, que embarcan en la escuadra de Juan de Lángara.
Durante la guerra contra la Francia republicana fue buque insignia de la escuadra de cuatro navíos de Federico Gravina, se desplazó al Mediterráneo y se incorporó a la escuadra de Lángara, participando en las operaciones de Cataluña.
Ernesto Pauler. Real Club España: Blasco, Laviada, Aedo, Urban, Cilaurren, D. Alonso, Quesada, Iraragorri, Lángara, Tuñas, López H. D.T.
Las de dos puentes eran la Pastora, que sería mandada por Buenaventura Moreno; Talla piedra, con el Príncipe de Nassau; Paula primera, comandada por Cayetano de Lángara; Rosario, con Francisco Muñoz y San Cristóbal, con Federico Gravina.
Ascendió a brigadier el 1 de marzo de 1792 y con este grado fue destinado, como mayor general, a la escuadra del general Lángara, asistiendo a toda la campaña que en las costas francesas hicieron contra los convencionales las escuadras combinadas de España e Inglaterra a principios de 1793.
En 1759, bajo el mando del capitán de navío Juan de Lángara y como buque insignia del teniente general Andrés Reggio, participó en la escuadra capitaneada por el marqués de la Victoria que trasladó en el Real Fénix hasta Barcelona al rey Carlos III desde Nápoles.
Los barcos británicos emprendieron la persecución de Lángara convencidos de la ventaja que poseían. A las cuatro de la tarde de ese 16 de enero, ambas flotas entraban en combate a pesar de que la de Rodney casi doblaba en número a la de Lángara.
Ascendió por su brillante comportamiento a capitán de navío y tomó seguidamente el mando de la fragata Sabina. En el verano de 1787, fue nombrado de la escuadra de evoluciones, al mando de Juan de Lángara.
Habiendo quedado vacante por muerte del capitán general de la armada Antonio González de Arce, el 25 de febrero de 1798, la dirección general de la Real Armada y queriendo el rey que este empleo se uniera a la secretaria de Estado y del Despacho Universal de Marina, que venía desempeñando el teniente general de la armada Juan de Lángara, actual secretario del mismo despacho; y atendiendo el rey a la antigüedad y méritos del teniente general Manuel de Flores, así como a los particulares servicios de De Lángara y sus méritos de guerra, otorgó a ambos el ascenso a capitanes generales de la Real Armada el 3 de marzo de 1798.
En 1793, mandado por José Adorno, tomó parte con la escuadra de Juan de Lángara en el desembarco de Tolón, esta vez combatiendo contra la recién proclamada República Francesa.
El 16 de enero la flota que debía aprovisionar a la ciudad sitiada, compuesta por 21 navíos de línea, avistó a la flota de once barcos que, al mando de Lángara, estaba apostada en las proximidades del cabo de San Vicente impidiendo el paso de barcos británicos.
El español no fue capaz de advertir la gran cantidad de barcos que se le acercaban debido a la niebla que en esos momentos invadía la zona; cuando por fin pudo constatar la superioridad de los ingleses, Lángara optó por regresar a Cádiz antes de hacer frente al enemigo.