karma

(redireccionado de karmas)

karma

(Voz sánscrita.)
s. f. RELIGIÓN, FILOSOFÍA Mecanismo de retribución de los actos del individuo, que condiciona las vidas posteriores, puesto que existe la reencarnación.
NOTA: También se escribe: karman

karma

  (voz sánscrita)
m. rel. En las religiones índicas, el devenir, la sucesión de actos y sus consecuencias.

karma

('kaɾma)
sustantivo masculino
hinduismo creencia según la cual las acciones inciden en vidas posteriores El karma es una fuerza vital.
Traducciones

karma

karma

karma

Karma

karma

karma

karma

Карма

karma

karma

karma

الكرمة

karma

karma

karma

Карма

karma

Karma

karma

Karma

karma

カルマ

karma

카르마

karma

Karma

karma

SMkarma
Ejemplos ?
Debido a la prolongada evolución de la salekana, el individuo dispone de vasto tiempo para reflexionar acerca de su vida. El propósito es purgar karmas antiguos y crear nuevos (karmas).
En el jainismo se refiere a la liberación de las ataduras del karma. Cuando un ser humano como un Tirthankara se libera de sus karmas finaliza su experiencia en el mundo logrando el nirvāṇa.
The intensity of his practice caused the shedding of the knowledge and perception obscuring Karmas as well as the illusory Karmas.
En el camino entre Thien Tru y la Cueva Huong Tich se encuentra el templo Giai Oan, conocido también como la pagoda en donde se purifica de los malos karmas.
Para los jainas, las personas que matan seres vivos generan mal karma, y más aún cuando lo hacen por diversión y placer (hartā): tendrán que reencarnar en lugares de tormento durante kalpas (eones), como animales o incluso insectos. La liturgia jaina explica la forma de contener la influencia del karma así como librarse de los karmas acumulados.
Es uno de los puntos de vista que difieren del Budismo que considera la teoría del Karma como acto volitivo, y no como partículas sub-atómicas que se encuentra por todo el Universo. Los karmas se agrupan en «karmas dañinos», que obstruyen la verdadera naturaleza del alma y «karmas no destructivos».
Se trata de eliminar las pasiones para así eliminar también los karmas que obstruyen la visión, la energía y el conocimiento. Una vez eliminadas estas ataduras kármicas, se asciende a un decimotercer peldaño en el que se es un omnisciente vivo que permanece imperturbable y muestra una absoluta ecuanimidad, sin ningún karma en su alma (jiva).
Dentro del jainismo, en una postura radical, llega afirmarse que incluso la vida monástica resulta una distracción para aquellos próximos a alcanzar el kevala jñāna. Los kevalin permanecen vivos gracias a los karmas neutros.
En sus últimas meditaciones el kevalin iguala sus karmas. El yiva se expande y contrae sin límites en una milésima de segundo para lograr así eliminar los últimos átomos de karma.
Aquel que obtiene el kevala jñāna se conoce como kevalin (omnisciente) y es arhat (digno de culto). El jainismo describe doce pasos que conducen a liberarse de estos Karmas.
La omnisciencia dentro del janismo se concibe como una cualidad inherente a todas las almas pero que no se realiza por la presencia de karmas negativos.
Al lado de los “humanismos” mencionados, la presencia de las ideologías religiosas va haciendo su contrapeso, y aparecen de época en época, como para contrarrestar con la ilusión normativa de las religiones, los fracasos individualistas y los excesos “yoístas” de los poderosos a costa de los demás. Las religiones orientales ofrecen karmas y nirvanas; taos y montañas sagradas.