juzgar

(redireccionado de juzgan)
También se encuentra en: Sinónimos.

juzgar

(Del lat. judicare.)
1. v. tr. Formar una persona juicio u opinión sobre una cosa o persona no puedes juzgar a las personas sin conocerlas bien. opinar
2. DERECHO Ejercer un juez o un tribunal sus funciones, tomando una decisión o dictando una sentencia le juzgan dentro de un mes.
3. Opinar o considerar alguna cosa dada la situación, juzgo que debemos informar al director. creer
4. FILOSOFÍA Establecer las relaciones entre dos o más conceptos mentalmente.
5. a juzgar por, por o como Expresión que introduce la exposición de una cosa y que señala la apariencia de algo a juzgar por sus ojeras ha dormido muy poco esta noche; a juzgar por como va vestida, yo diría que viene de la playa.
NOTA: Se conjuga como: pagar

juzgar

 
tr. Decidir en favor o en contra, y esp. pronunciar como juez una sentencia [acerca de alguna cuestión o sobre alguno].
Creer, estar convencido [de algo].
filos. Afirmar o negar algo [un modo de ser, una cualidad, una acción] de un objeto. Formar un juicio lógico.

juzgar

(xuθ'γaɾ)
verbo transitivo
1. deliberar acerca de la culpabilidad o inocencia de alguien dictando una sentencia posterior juzgar a un acusado
2. formar una opinión sobre alguien o algo No me juzgues con tanta liviandad.
se utiliza cuando alguien quiere indicar que deduce una cosa de otra A juzgar por su cara, le fue mal el examen.

juzgar


Participio Pasado: juzgado
Gerundio: juzgando

Presente Indicativo
yo juzgo
tú juzgas
Ud./él/ella juzga
nosotros, -as juzgamos
vosotros, -as juzgáis
Uds./ellos/ellas juzgan
Imperfecto
yo juzgaba
tú juzgabas
Ud./él/ella juzgaba
nosotros, -as juzgábamos
vosotros, -as juzgabais
Uds./ellos/ellas juzgaban
Futuro
yo juzgaré
tú juzgarás
Ud./él/ella juzgará
nosotros, -as juzgaremos
vosotros, -as juzgaréis
Uds./ellos/ellas juzgarán
Pretérito
yo juzgué
tú juzgaste
Ud./él/ella juzgó
nosotros, -as juzgamos
vosotros, -as juzgasteis
Uds./ellos/ellas juzgaron
Condicional
yo juzgaría
tú juzgarías
Ud./él/ella juzgaría
nosotros, -as juzgaríamos
vosotros, -as juzgaríais
Uds./ellos/ellas juzgarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo juzgara
tú juzgaras
Ud./él/ella juzgara
nosotros, -as juzgáramos
vosotros, -as juzgarais
Uds./ellos/ellas juzgaran
yo juzgase
tú juzgases
Ud./él/ella juzgase
nosotros, -as juzgásemos
vosotros, -as juzgaseis
Uds./ellos/ellas juzgasen
Presente de Subjuntivo
yo juzgue
tú juzgues
Ud./él/ella juzgue
nosotros, -as juzguemos
vosotros, -as juzguéis
Uds./ellos/ellas juzguen
Futuro de Subjuntivo
yo juzgare
tú juzgares
Ud./él/ella juzgare
nosotros, -as juzgáremos
vosotros, -as juzgareis
Uds./ellos/ellas juzgaren
Imperativo
juzga (tú)
juzgue (Ud./él/ella)
juzgad (vosotros, -as)
juzguen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había juzgado
tú habías juzgado
Ud./él/ella había juzgado
nosotros, -as habíamos juzgado
vosotros, -as habíais juzgado
Uds./ellos/ellas habían juzgado
Futuro Perfecto
yo habré juzgado
tú habrás juzgado
Ud./él/ella habrá juzgado
nosotros, -as habremos juzgado
vosotros, -as habréis juzgado
Uds./ellos/ellas habrán juzgado
Pretérito Perfecto
yo he juzgado
tú has juzgado
Ud./él/ella ha juzgado
nosotros, -as hemos juzgado
vosotros, -as habéis juzgado
Uds./ellos/ellas han juzgado
Condicional Anterior
yo habría juzgado
tú habrías juzgado
Ud./él/ella habría juzgado
nosotros, -as habríamos juzgado
vosotros, -as habríais juzgado
Uds./ellos/ellas habrían juzgado
Pretérito Anterior
yo hube juzgado
tú hubiste juzgado
Ud./él/ella hubo juzgado
nosotros, -as hubimos juzgado
vosotros, -as hubísteis juzgado
Uds./ellos/ellas hubieron juzgado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya juzgado
tú hayas juzgado
Ud./él/ella haya juzgado
nosotros, -as hayamos juzgado
vosotros, -as hayáis juzgado
Uds./ellos/ellas hayan juzgado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera juzgado
tú hubieras juzgado
Ud./él/ella hubiera juzgado
nosotros, -as hubiéramos juzgado
vosotros, -as hubierais juzgado
Uds./ellos/ellas hubieran juzgado
Presente Continuo
yo estoy juzgando
tú estás juzgando
Ud./él/ella está juzgando
nosotros, -as estamos juzgando
vosotros, -as estáis juzgando
Uds./ellos/ellas están juzgando
Pretérito Continuo
yo estuve juzgando
tú estuviste juzgando
Ud./él/ella estuvo juzgando
nosotros, -as estuvimos juzgando
vosotros, -as estuvisteis juzgando
Uds./ellos/ellas estuvieron juzgando
Imperfecto Continuo
yo estaba juzgando
tú estabas juzgando
Ud./él/ella estaba juzgando
nosotros, -as estábamos juzgando
vosotros, -as estabais juzgando
Uds./ellos/ellas estaban juzgando
Futuro Continuo
yo estaré juzgando
tú estarás juzgando
Ud./él/ella estará juzgando
nosotros, -as estaremos juzgando
vosotros, -as estaréis juzgando
Uds./ellos/ellas estarán juzgando
Condicional Continuo
yo estaría juzgando
tú estarías juzgando
Ud./él/ella estaría juzgando
nosotros, -as estaríamos juzgando
vosotros, -as estaríais juzgando
Uds./ellos/ellas estarían juzgando
Sinónimos

juzgar

transitivo
1 decidir, sentenciar, fallar.
Todas las formas presentan un valor jurídico referido a la acción realizada por un juez de pronunciar una sentencia: mañana juzgarán ese caso.
3 arbitrar*, dirigir.
En deportes.

juzgar:

establecersentenciar, enjuiciar, dictaminar, arbitrar, fallar, resolver, decretar, decidir,
Traducciones

juzgar

judge, deem, try, to judge, gauge, pass, wrong, criticize, find, consider

juzgar

dømme

juzgar

posoudit

juzgar

dømme

juzgar

tuomita

juzgar

suditi

juzgar

審査する

juzgar

판정하다

juzgar

osądzić

juzgar

julgar, juiz

juzgar

bedöma

juzgar

ตัดสิน

juzgar

phán xét

juzgar

判断, 法官

juzgar

съдия

juzgar

法官

juzgar

השופט

juzgar

VT
1. (= emitir un juicio) → to judge
júzguelo usted mismajudge for yourself
juzgue usted mi sorpresaimagine my surprise
juzgar malto misjudge
a juzgar porto judge by, judging by
a juzgar por lo que hemos vistoto judge by o from what we have seen
2. (= considerar) → to think, consider
lo juzgo mi deberI consider it my duty, I deem it my duty (frm)

juzgar

vi. to judge;
a ___ porjudging by.
Ejemplos ?
No sólo al tiempo antiguo es bien perspicuo, también al nuestro hay claro experimento, cuando a esta grey que somos malnacida, nos da lobos rabiosos como cuida: a los que, pues no juzgan que les basta el hambre de sus vientres al tragarnos, llaman lobos de más hambrienta casta de ultramontanos bosques a zamparnos.
Y para tenerlos él y que el uno echase al otro, los puso en paz y en guerra con unas mismas mercedes; pues confesando que merecía la pretura urbana con más razón Casio, y dándosela a Bruto, dejó a Bruto quejoso, con la pretura que le dio, de la razón que le negaba; y a Casio, a quien dio otra pretura, de la urbana, que negaba a su razón. Con nada contentan los príncipes, porque todos se juzgan igualmente beneméritos.
Del “Diario” de ese hombre, figura consular del Cerrito, entresaco estas palabras: “Año 1848” “7 de Marzo” “Los vizcaínos voluntarios de Oribe se divierten con dos comparsas de máscaras, una que trenza cintas bailando alrededor de un palo; otra que es de estudiantes y canta la estudiantina. Además figuran aprisionar a Florencio Varela y a Thiebaut con su ayudante; los juzgan, los condenan a muerte y los fusilan.
Los funcionarios del Estado son sus delegados, y no tienen más facultades que las que expresamente les da la ley. Por ella legislan, administran y juzgan y conforme a ella deben dar cuenta de sus funciones.
Por ella ordenan, juzgan y gobiernan: por ella se les debe obediencia y respeto; y conforme a ella deben dar cuenta de sus operaciones.
Desea por lo tanto, el Ejecutivo que presido, ratificar ante Vuestra Soberanía que, mientras el pueblo mismo no desapruebe con la falta de su asistencia, la política y actividades que el Gobierno ha emprendido para su mejoramiento, seguiremos adelante con firmeza y sin temor a la insidia y la mala fe de que hacen gala los oportunistas defensores de una Nación a la que juzgan ultrajada, aunque sensiblemente la vean progresar.
Muchos de nuestros compañeros han caído, y sobre nosotros está suspendida la amenaza, una jauría famélica nos cerca esperando el momento de hincarnos el colmillo; hoy, mañana, a cualquier hora, en cualquIer sitio podemos sucumbir; pero mientras tanto nuestra pluma, barreta incansable y demoledora, sigue expugnando inexorable y tenaz las trincheras del crimen, abriendo el camino al porvenir vengador y justiciero, porque las venganza del pueblo son las justicias de los derechos del hombre cuando éstos juzgan a los privilegios del amo.
Predican sabios vates vengadora pelea, y sin saber su mal, al verles fracasados les juzgan impotentes, les niegan toda idea: «Pueden, sin recoger suspiros mendigados, cual se encabrita el búfalo que aspira la tormenta, saborear ahora males eternizados.» «De incienso embriagaremos al Fuerte porque alienta en lucha con los fieros serafines del Mal; cada farsante de estos sin ropa roja intenta detenernos.» Y escupen su desprecio mortal al desnudo que implora, de inmensidad indigente.
La primera es por su naturaleza más grave, y esta segunda más ligera; y solos los delicados la juzgan por pesada; y no siendo con ella damnificados, sino solamente ofendidos, es tan grande el dejamiento y vanidad de los ánimos que son muchos los que piensan no les puede suceder cosa más acerba.
Pues hemos tratado de la primera parte, pasemos a la segunda, en la cual refutaremos la afrenta con algunas razones propias y con otras comunes. La contumelia es menor que la injuria, y de ella nos podemos quejar más que vengarla, y las leyes no la juzgan digna de castigo.
El sabio con ninguna injuria de éstos se altera; porque aunque ellos son entre sí diferentes, él los juzga iguales por serlo en la ignorancia: porque si una vez se abatiese tanto que se alterase con la injuria o contumelia, jamás podría tener seguridad, siendo ésta el principal caudal de un sabio, el cual nunca cometerá tal error, que vengándose de la injuria, venga a dar honor al que la hizo; siendo consecuencia necesaria el recibirse con alegría el honor de aquel de quien se sufre molestamente el agravio. Hay hombres tan mentecatos que juzgan pueden recibir afrenta de una mujer.
Los delitos cometidos por medio del libro, la prensa y demás medios de comunicación social se tipifican en el Código Penal y se juzgan en el fuero común.