justador

(redireccionado de justadores)

justador, a

s. Persona que justa o participa en un torneo.
Traducciones
Ejemplos ?
En del muestra, equitación, juegos de guerra probar la velocidad, el valor y la equitación de los Caballeros montados. Concurso justadores con armadura procedentes de diferentes culturas y períodos en una variedad de razas de caballos.
La innovación que hace Hernando del Castillo es que por primera vez intentaba el colector dar algún orden en el tema de materias, añadiendo 1.º a las obras de devoción y moralidad; 2.º a las canciones; 3.º a los romances; 4.º a las invenciones y letras de justadores; 5.º a las glosas de motes; 6.º a los villancicos; 7.º a las preguntas y 8.º a las obras de Burlas provocantes a risa.
La obra contiene nueve apartados según el tema: Devoción y moralidad Obras de poetas diversos Canciones Invenciones y letras de justadores Motes y sus glosas Villancicos Preguntas y respuestas Obras menudas Obras de burlas La primera edición del Cancionero General se terminó de imprimir en Valencia en enero de 1511, en la imprenta de Cristóbal Koffman.
A la fuerza, a todo trance, cueste lo que cueste. Correr lanzas. Correr en los torneos los justadores armados y a caballo embistiéndose con lanzas. Echar lanzas en la mar.
En 1457, el Capitol creó la Cofradía de Justadores de San Jorge que se obligaba a organizar justas y torneos en la ciudad con motivo de visitas, natalicios, bodas reales, etc., como correspondería a la capital del reino.
íd, oíd los vivientes una justa que se ordena y el precio d'ella se suena que es la salud de las gentes. Salid, salid a los miradores para ver los justadores, que quien ha de mantener es el bravo Lucifer por honra de sus amores.
Los jueces mandaban a un heraldo publicar en alta voz las leyes del duelo y los capítulos especiales de la justa. Cuando se presentaban los justadores eran introducidos en el palenque y daban la vuelta.
Juan López de Lazcano, que brilló por su bizarría en la corte cuando concurrió al torneo celebrado en Valladolid en 1440, con motivo de la boda del príncipe don Enrique de Castilla con doña Blanca de Navarra, señalándose como uno de los más victoriosos justadores, al dejar muerto en el campo á su contrincante don Pedro Porto Carrero.