jornadas

jornadas

(xoɾ'naðas)
sustantivo femenino plural
conjunto de días dedicados a una serie de actos, reuniones o conferencias Hay unas jornadas de lingüística en la universidad.
Traducciones

jornadas

Treffen
Ejemplos ?
Su pérdida fue horrorosa en tan trabajosas jornadas, pues los naturales ál mando del digno Comandante Camargo, trepando del uno al otro Cerro delos costados, por cuyo pié debían pasar precisamente, descolgaban galgas sobre ellos; derrumbavan peñascos; los alcanzaban con sus hondas, y aseguraban todos sus golpes en los despeñaderos asperos y peligrosos.
Dada su trascendencia innegable; reconocido el hecho de que debe producir repercusiones en todos los órdenes de la vida nacional; que nuestras riquezas, nuestra libertad de comercio, nuestros recursos humanos van a quedar comprometidos por él en más o menos – no interesa ahora la precisión - ¿Se puede sostener que hizo un tránsito cabal y anduvo caminos claros en todas sus jornadas o se ha de admitir que las cosas pasaron de otro modo?
Pero al mismo tiempo un sector muy importante, que ha tenido un impacto muy negativo en la crisis que ha sido el automotriz, hoy de las 11 terminales automotrices tenemos suspensiones también en algunas de las fábricas, donde por las jornadas suspendidas el trabajador cobra el 75 por ciento del salario.
Cumplimiento estricto de las jornadas laborales mediante una firme inspección laboral. Para ello se darán facilidades a aquellos trabajadores que deseen denunciar anónimamente extensiones indebidas y no retribuidas de su jornada laboral o que se vean forzados a realizar horas extras sistemáticamente y sin posibilidad de negarse a ello.
Las servidoras y servidores que ejecuten trabajos peligrosos, realicen sus actividades en ambientes insalubres o en horarios nocturnos, tendrán derecho a jornadas especiales de menor duración, sin que su remuneración sea menor a la generalidad de servidoras o servidores.
Gozar de dos horas de permiso diario cuando a su cargo, responsabilidad y cuidado tenga un familiar con discapacidad debidamente comprobada por el CONADIS, hasta el cuarto grado de consanguineidad y segundo de afinidad; estas horas de permiso no afectaran a las jornadas pedagógicas.
Conocía, asimismo, el manejo de la papelería de los archivos respecto d lo cual ha dicho Thiers en Les origines de la France contemporaine: “Avec telles ressources on devient presque le contemporain des hommes dont on fait l´histoire, et plus d´une fois, aus Archives, en suivant sur le papier jauni leurs vieilles écritures, j´etais tenté de leur parler tout haut.” :¿Y quién – digo yo – que ha pasado largas jornadas recorriendo miles de viejos papeles, que ha visto brillar las diminutas arenillas con que fue secada la tinta, ahora rojiza por el tiempo, no ha sentido esa sensación de contemporaneidad que trasporta como una alucinación?
De las más ricas tierras de Levante, más populosas y mejor ornadas, se dice que es Damasco, que distante es de Jerusalén siete jornadas, en un llano fecundo y abundante, que no sufre canículas ni heladas.
L PRIMER RESPLANDOR DE LA DEMOCRACIA ORIENTAL Recopilado en "Estudios Históricos e Internacionales", de Felipe Ferreiro, Edición del Ministerio de Relaciones Exteriores, Montevideo, 1989 Como flor de milagro nació la democracia oriental en un campamento militar en horas de angustiosa incertidumbre para la revolución rioplatense… Se había levantado el 14 de octubre de 1811, el sitio puesto a Montevideo, inmediatamente después del triunfo de Las Piedras, y en lentas y pausadas jornadas, retirábanse, hacia el oeste, “el ejército de la patria” y las milicias auxiliadoras de Artigas.
Eso es todo; y los motivos que han llevado a tal extremo de donde resultaría la coincidencia y luego el entendimiento y la conjunción de fuerzas para lograr aquel fin quedan a la vista en cuanto se observa la lección que unos y otros pudieron recoger de las jornadas sin gloria de 1822, 1823 y 1824.
A Artigas pues – queda el hecho en transparencia – había dedicado Mitre parte de sus primeras jornadas de estudioso y escritor de historia y puede además advertirse que si aquél no estaba satisfecho con esta obra realizada (puesto que la confundió en el núcleo de sus “muchos escritos históricos” indefinidos en la Introducción del “Diario” ) ello no era por haberla considerado indocumentada o fantasiosa.
No creían en la posibilidad de que fuese fecunda en beneficios para el país tal clase de jornadas; preferían la abstención expectante y, por otra parte, verdad es que estaban por completo desorientados acerca del rumbo definitivo que tomaría la revolución.