jaspe

(redireccionado de jaspes)
También se encuentra en: Sinónimos.

jaspe

(Del lat. iaspis < gr. iaspis, piedra preciosa semejante al ágata.)
1. s. m. MINERALOGÍA Calcedonia opaca de diversos colores, que suele tener vetas de color rojo.
2. jaspe ópalo MINERALOGÍA Variedad roja u oscura del ópalo.

jaspe

 
m. mineral. Calcedonia opaca de colores variados, gralte. formando vetas.

jaspe

('xaspe)
sustantivo masculino
piedra opaca con vetas de diversos colores usada en joyería El pendiente tenía incrustaciones de jaspe.
Sinónimos

jaspe

sustantivo masculino
(mineral) sílex.

jaspe de sangre sustantivo masculino (ciencias naturales) heliotropo (ciencias naturales).

jaspe:

diaspromármol,
Traducciones

jaspe

jasper

jaspe

jaspe

jaspe

jaspe

jaspe

diaspro

jaspe

Jasper

jaspe

Jasper

jaspe

Jasper

jaspe

ישפה

jaspe

재스퍼

jaspe

Jasper

jaspe

SMjasper
Ejemplos ?
Como pintor al óleo o al temple, hay constancia documental de tres encargos de diversa naturaleza, fechados todos en 1620: las pinturas para un retablo en el coro bajo de la iglesia de San Pablo, para las que se obligaba a repetir en el cuerpo principal la Purificación de Pedro de Campaña para el retablo del Mariscal en la catedral de Sevilla, con dos retratos en el banco de las personas que se le indicasen; tres Vistas de Sevilla, desde la Torre del Oro hasta la Puerta de San Juan, encargo del escribano de la ciudad Jerónimo Méndez de Acosta; y la decoración de las nuevas dependencias de los jardines del Alcázar con «estofados de cojollos, jaspes y fábulas»...
Dentro del templo - que como suele ser común en casi todas las iglesias cristianas, está orientado, es decir, su cabecera se dirige al Este, hacia el lado del sol naciente - destaca un retablo barroco construido con jaspes rojos (cálizas nodulosas) de la Sierra de Cabra y negros de las de Luque y Carcabuey, por el que fuera maestro mayor de obras de la Catedral de Granada, Melchor de Aguirre.
En el lado del Evangelio, apoyado en el arco toral, aparece un púlpito dieciochesco de jaspes y mármoles decorado con símbolos concepcionistas ejecutados en mármol blanco y negro, todo de mediados del siglo XVIII.
En la "Crónica de la Muy Ilustre, Noble y Leal Ciudad de Alicante" del dean Bendicho escrita en el siglo XVII se dice El turrón que comúnmente dicen de Alicante que fabricándose solo de miel y almendras, parecen sus trozos jaspes blancos.
En su interior sobresale la decoración barroca, con especial mención al baldaquino, hecho en maderas, jaspes y mármoles, donde se guarda la talla del Cristo de los Dolores.
Enfermo de gota, hubo de valerse de su discípulo Francisco Ortega para hacer las trazas del retablo de jaspes y bronces de la colegiata de San Ildefonso, labrado en Madrid, y se hallaba ocupado en concluirla cuando falleció a principios de 1726.
Las mujeres utilizan un trajetípico, un güipil de manta de color blanco, en el cuello y mangas como adorno,una cinta de color negro; el blanco significa la pureza de la mujer y el negroel luto por sus antepasados. Un corte de color verde combinado con jaspes decolor blanco y negro.
En el hombro llevanun tapado con rallas color verde y morado con jaspes de color blanco y negro.El hombre hace algunas décadas usaba una camisa y pantalón blanco y una faja decolor rojo, en la cabeza lleva un sombrero y en los pies un par de sandalias decuero, ahora se visten de diferentes formas desde pantalones de tela y lona,zapatos y botas, camisas y sweter, chumpa o saco, al estilo moderno, SEGEPLAN(2010a).
En el siglo XVIII fue reformado el interior de la iglesia por Ventura Rodríguez, quien se encargó de su decoración, junto con otros pintores y escultores neoclásicos, con nuevos retablos y varios lienzos importantes. La parte arquitectónica está labrada en jaspes, mármoles y bronces dorados.
Importante devoción popular recibe un cristo bajo dosel dispuesto en el ángulo derecho, el Santo Cristo del Pilar, de estilo barroco andaluz del siglo XVII. Contiene un retablo de la segunda mitad del XIX en madera imitando jaspes.
Tratábase de un monumento original, destinado a chafar a los restantes, en que se mezclaban los jaspes de color, las serpentinas, los vidrios polícromos, hasta la cerámica, para una creación modernista sorprendente, donde se agotaba el tema de los letreros en asirio, la amapola somnífera, los cipreses formando procesión de obeliscos, los girasoles, emblema de inmortalidad, y los lotos, emblema del sueño y del nirvana.
Muda la admiración habla callando, y ciega un río sigue que, luciente de aquellos montes hijo, con torcido discurso, aunque prolijo, 200 tiraniza los campos útilmente; orladas sus orillas de frutales, quiere la Copia que su cuerno sea, si al animal armaron de Amaltea diáfanos cristales; 205 engazando edificios en su plata, de muros se corona, rocas abraza, islas aprisiona, de la alta gruta donde se desata hasta los jaspes líquidos, adonde 210 su orgullo pierde y su memoria esconde.