isleño

(redireccionado de isleños)
También se encuentra en: Sinónimos.

isleño, a

1. adj./ s. Que tiene relación con una isla clima isleño; los isleños siempre se sintieron olvidados por la metrópoli. insular
2. De las islas Canarias. canario

isleño -ña

 
adj.-s. De una isla.
De las Islas Canarias.
Sinónimos

isleño

, isleña
adjetivo y sustantivo
Traducciones

isleño

Insulaner

isleño

insulano

isleño

isolano

isleño

Islander

isleño

Islander

isleño

Islander

isleño

アイランダー

isleño

ISLANDER

isleño

/a
A. ADJisland antes de s
B. SM/Fislander
Ejemplos ?
El genio y temperamento de los habitantes, mas belicoso y robusto que el de los Isleños; la aspereza salvage del terreno, que solo presentaba montañas fragosas, pantanos nocivos é intransitables, y horribles desiertos; un clima cruel armado de frios y calores igualmente insufribles, rechazaban de todas partes á los Europeos cansados de luchar sin fruto con tan espantosos estorbos.
No estamos reclamando ninguna otra cosa más que eso, el diálogo entre ambos países para discutir la cuestión de soberanía, respetando el interés de los isleños, tal cual reza textualmente la resolución de Naciones Unidas.
El gobierno de las islas Falkland, desde la legislación hasta las patrullas pesqueras, va convirtiéndose en una actividad cada vez más compleja que los isleños y los políticos elegidos por ellos ejercen de una manera justa, madura y eficiente.
Pocos países en el mundo, tienen la libertad migratoria que tiene la República Argentina. Entonces, ¡cómo no vamos nosotros a respetar, no solamente los intereses de los isleños, sino los de todos los habitantes!
Este acto de transferencia de las prerrogativas de Londres a Puerto Stanley significa que en el futuro todas las decisiones referentes a las islas Falkland deberían tomarse por los mismos isleños siendo este un proceso definitivo.
Me oisteis hablar mil veces de la invasión, cuyo triunfo nos ha coronado de gloria, asegurando siempre quedarían escarmentados los Isleños.
Sin embargo la autodeterminación fue lograda también con los esfuerzos decididos y abnegados de los mismos isleños siendo el momento clave el rechazo y el bloqueo exitoso de parte de las islas de los intentos en los años 70 del siglo pasado de imponerles la llamada ¨solución de cesión- arrendamiento¨ en que la soberanía debía ser cedida a Argentina y el gobierno británico debía mantenerse por un período limitado de transición que durara unos decenios (al ejemplo de Hong Kong).
Pero cuando el día con sus blancos corceles se extiende sobre toda la Tierra, resplandeciente a los ojos, llega de parte de los helenos un sonoro clamor modulado como un himno, mientras que el eco de los peñascos isleños responde con un grito agudo.
Es indiscutible la importancia de esta parroquia, tendida en el vaivén de un mar agitado, que a veces rompe el silencio de la naturaleza con su crugir lento, monótono y fastidioso. Otras veces, se torna en canto melodioso de una madre, y es entonces oxígeno sonoro en los pulmones de los isleños.
El Historiador, sin ceñirse precisamente á la expedición de Acuña, empieza su narración desde la primera llegada de los Europeos al Archipiélago Asiático; cuenta su establecimiento, sus violencias, sus variaciones; describe el luxo, la riqueza y costumbres voluptuosas de aquellos Isleños; los ojos codiciosos con que las Naciones de Europa miraban las gratas producciones de su rico pais, las diversas tentativas mas ó menos afortunadas que contra él se proyectáron; los viages de Sarmiento y de Drack por el mar del Sur, incluyendo también ciertos episodios, que el gusto de aquel tiempo aplaudía, y aun ahora se leen con placer: todo pintado con destreza, y animado de un colorido que maravilla y suspende.
Gregory Fortuin; el Comisionado Interino sobre Discriminación Racial, Comisión de Justicia Social para los Aborígenes y los Isleños del Estrecho de Torres, Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Oportunidades de Australia, Sr.
Ustedes recordarán que en la última Asamblea de Naciones Unidas dije que íbamos a suspender el vuelo porque en realidad estábamos muy cansados, muy humillados, porque en realidad la palabra…, uno puede estar cansado, puede estar harto pero hay otra sensación que es la de humillación frente a la negativa terca, incomprensible, no ya de reconocer sino de sentarse a discutir lo que Naciones Unidas obliga contemplando el interés de los isleños.