islas Lípari

Lípari, islas

 
V. Eolias, islas.
Ejemplos ?
Son los más comunes en el mundo. Recibe el nombre del Stromboli, volcán de las islas Lípari (mar Tirreno), al Norte de Sicilia. La erupción es permanente, acompañada de frecuentes paroxismos explosivos, y de vez en cuando de coladas de lava.
Cuando la lava rebasa por los bordes del cráter, desciende por sus laderas y barrancos, pero no alcanza tanta extensión como la del tipo del volcán hawaiano. Su nombre proviene del volcán Vulcano en las islas Lípari.
Esto permitía a los romanos enviar a los soldados a modo de pasarela al asalto de la nave enemiga, evitando así las tradicionales tácticas de la batalla de abordaje embistiendo los cascos con el rostrum, en las cuales inicialmente eran mucho menos experimentados. Aunque la primera acción llevada a cabo en el mar, la batalla de las Islas Lípari en el 260 a.
Esta última batalla naval de la República Romana estableció definitivamente a Roma, con Octavio como único comandante, como la fuerza naval hegemónica en el Mediterráneo. Primera Guerra Púnica: Batalla de las Islas Lípari (260 a.
se libró delante de ella una batalla naval a medio camino entre la ciudad y las islas Lípari, en la que la flota romana dirigida por Cayo Atilio obtuvo ventaja sobre la flota cartaginesa, pero sin ser un resultado decisivo.
Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2000. La isla más grande es Lípari, razón por la cual se conoce también al archipiélago como islas Lípari.
Por temor a la cólera de Metaponto, el primero huyó con la madre a Beocia, y el segundo se refugió junto a Líparo, rey de las islas Lípari.
Giscón derrotó y capturó al cónsul Cneo Cornelio Escipión Asina en la batalla de las Islas Lípari, victoria que careció de significado estratégico, dado que el grueso de la flota romana continuó maniobrando en las aguas circundantes.
Regresó como almirante al mando de la flota cartaginesa en el estrecho de Mesina, donde derrotó a Cneo Cornelio Escipión Asina en la batalla de las Islas Lípari.
Los términos del Tratado de Lutacio, impuesto por los romanos como vencedores en el conflicto, fueron particularmente duros para Cartago, que habían perdido poder de negociación tras su derrota en las Islas Lípari.