islas Jónicas

Jónicas, islas (Iónii Nísi)

 
Archipiélago de Grecia, en el mar Jónico, formado por las islas de Corfú, Paxos, Leucade, Ítaca, Cefalonia y Zante; 2 307 km2 y 182 651 h. Constituye una región administrativa.
Ejemplos ?
Kefallínia; trnsc. Kefalíña) es una isla del archipiélago de las Islas Jónicas o Heptaneso. Era el centro de la antigua prefectura de Cefalonia, que tenía una superficie de 904 km² y unos 35.000 habitantes.
a Gran Italia (en italiano: Grande Italia), o Italia Imperial, fue un ambicioso proyecto promovido por el fascismo italiano cuyo objetivo era crear un imperio italiano que abarcara los territorios italianos irredentos (Córcega, Niza, Saboya, Suiza Italiana, Dalmacia, Islas Jónicas, Dodecaneso y Malta) y zonas de la cuenca del Mediterráneo con poblaciones de colonos italianos, inmigrantes o dentro de la esfera de influencia italiana, tales como Albania, Montenegro, Cameria, el norte de Túnez y el norte de Libia.
441 Con el alejamiento ruso, los franceses despacharon guarniciones de inmediato a las Islas Jónicas, reuniendo velozmente a más de 7400 unidades francesas y napolitanas tan sólo en Corfú.
Durante su expedición, por sí solo conquistó la República Septinsular griega. Además, obligó a los franceses a retirarse de la isla griega de Corfú y de todas las islas jónicas.
Las tradiciones difieren sobre si la isla mencionada era Naxos, en las Cícladas; o Día, situada muy próxima a la costa de Creta. Islas Jónicas Historia de Grecia Mike Gerrard.
Es la hija mayor de Constantino de Grecia y Ana María de Dinamarca, cabe anotar que los títulos reales de la casa real griega son utilizados oficialmente por la casa real danesa, donde todos los miembros griegos son principes o princesas de Dinamarca por derecho propio. Alexia nació en Mon Repos, la mansión de descanso de la familia real griega en Corfú, en la Islas Jónicas.
Tras la firma del Tratado de Campoformio el 17 de octubre del mismo año, se repartió el territorio de Venecia entre Austria, que se quedó con el Véneto, Istria, Dalmacia y las bocas de Cattaro; Francia, que se quedó con las islas Jónicas; y la República Cisalpina ("república hermana" de Francia) en la que se integraron Bérgamo y Brescia.
La visión de De Vecchi era conformar una Italia Imperial que incluyera todos los territorios europeos deseados por los irredentistas italianos (Niza, Saboya, Suiza Italiana, Venecia Julia, Dalmacia, Islas Jónicas, Malta y Córcega) y poblados por comunidades italianas durante muchos siglos, sino que también incluyera territorios del norte de África (Libia y Túnez), en los cuales los italianos habían creado "colonias" a finales del siglo diecinueve.
171–178 El éxito ante la insignificante oposición francesa alentó al comandante británico en el Mediterráneo, Almirante Cuthbert Collingwood, a formar un destacamento para eliminar específicamente las guarniciones de Francia en las Islas Jónicas.
Tras la caída de Napoleón y el Congreso de Viena, el territorio véneto de la república se integró en el Reino Lombardo-Véneto, estado dependiente del Imperio austrohúngaro, que se hizo también con el resto, excepto las islas Jónicas que quedaron bajo el protectorado británico.
Con posterioridad a 1936 y durante la Segunda Guerra Mundial, se incluyeron en el proyecto a las islas griegas del Dodecaneso (junto con las islas Jónicas de Zante, Ítaca...) y pronto el régimen fascista impuso un proceso de italianización forzada a los griegos que habitaban estas islas.
La invasión a las Islas Jónicas no solo pretendía evitar que estas fuesen utilizadas por los franceses, sino también fomentar la independencia griega del Imperio Otomano, con el cual los británicos se hallaban en guerra.