irredentista

(redireccionado de irredentistas)
Búsquedas relacionadas con irredentistas: redimir, Trieste

irredentista

1. adj. POLÍTICA Del irredentismo.
2. adj./ s. m. y f. POLÍTICA Que es partidario del irredentismo.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

irredentista

 
adj.-com. Partidario del irredentismo o relativo a él.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

irredentista

irredentista

irredentista

ADJ, SMFirredentist
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
130 Entre 1923 y 1934, se calcula que asesinaron a unas ochocientas personas en Bulgaria. Su intimidación o eliminación de aquellas personalidades consideradas insuficientemente irredentistas fueron continuas.
Desde 1932, el PCA fue víctima de infiltraciones de sectores irredentistas italianos, financiados por la dictadura fascista de Benito Mussolini.
La visión de De Vecchi era conformar una Italia Imperial que incluyera todos los territorios europeos deseados por los irredentistas italianos (Niza, Saboya, Suiza Italiana, Venecia Julia, Dalmacia, Islas Jónicas, Malta y Córcega) y poblados por comunidades italianas durante muchos siglos, sino que también incluyera territorios del norte de África (Libia y Túnez), en los cuales los italianos habían creado "colonias" a finales del siglo diecinueve.
Macedonios eslavos de tendencias nacionalistas extremas han expresado deseos irredentistas de formar una "Macedonia unida" junto a lo que llaman Macedonia egéica (actualmente, en Grecia), The Times, 5/08/57, «Greek Macedonia "not a problem"» Patrides, revista de la comunidad griega de Toronto, edición sept.-oct.
Adicionalmente a esas tres grandes subregiones, existen dos regiones de menor tamaño en Albania y Serbia, que son consideradas parte de Macedonia, principalmente por irredentistas y no por académicos.
Es inusual que traspasen fronteras nacionales, aunque esto puede darse cuando uno o varios grupos étnicos se encuentran repartidos entre diferentes estados, por presiones irredentistas, o cuando los estados se dividen en entidades menores que posteriormente entran en guerra unas con otras (de lo que podría ser un ejemplo plausible la Guerra Civil Americana).
El evento puso de relieve la tensión entre el gobierno y sus rivales revisionistas armados, y la reputación del Herut como un partido democrático fue dañado, cuando se reconcilió con el gobierno provisional en los brazos y se dirigió únicamente como un partido político para presionar a sus irredentistas ideología.
Esta se convirtió en el cuartel de la "Legión Italiana Redenta" (una legión italiana formada por tropas italianas irredentistas del derrotado Imperio Austro-Húngaro), que luchó contra las tropas soviéticas de Lenin en Siberia y Manchuria.
La personalidad más cercana al fascismo de los políticos de la derecha búlgara fue Alejandro Tsankov, que controló un régimen autoritario de gran violencia represora desde el golpe de estado de 1923 hasta 1934, en que fue desplazado del poder por el Zveno (Звено, un movimiento también ultraconservador, con presencia en el ejército y partidario del corporativismo), a su vez derrocado en 1935 por el propio rey Boris III, que inició un gobierno personal autocrático asistido por el primer ministro Georgi Kyoseivanov, que asoció a Bulgaria a las potencias del Eje, logrando algunas reivindicaciones territoriales irredentistas, aunque evitó declarar la guerra a la Unión Soviética.
Generalmente se apoya en reivindicaciones irredentistas, concretas o genéricas, próximas en el tiempo o lejanas, tomadas de mitos del pasado, lo que refuerza su carácter romántico, más de religión que de ideología.
En esta conexión, puede referir a menudo a ambiciones irredentistas de independencia o unión con México para los estados al sudoeste de los Estados Unidos que México controló antes del Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848.
El hecho culminante fue la abolición del italiano como lengua oficial en 1936, fuertemente contestada por muchos ciudadanos de Malta que se consideraban irredentistas (como Carmelo Borg Pisani).