irradiar

(redireccionado de irradiaban)
También se encuentra en: Sinónimos.

irradiar

1. v. tr. FÍSICA Despedir una cosa radiaciones luminosas, térmicas, radiactivas o magnéticas el Sol irradia luz y calor.
2. Someter un cuerpo a la acción de una radiación no es bueno irradiar a menudo con rayos X.
3. v. tr. y prnl. Transmitir un sentimiento, un estado de ánimo o propagar una acción, efecto o influencia en un lugar o un ambiente determinado irradió su simpatía en la fiesta; la miseria se irradió por el barrio. emanar, extender

irradiar

 
tr. Despedir un cuerpo radiaciones térmicas, luminosas, magnéticas, etc.
Someter [un cuerpo] a la acción de ciertos rayos.

irradiar

(ira'ðjaɾ)
verbo transitivo
1. emitir un cuerpo radiaciones luminosas, térmicas o magnéticas La estufa irradia calor abundante.
2. hacer llegar una persona o cosa su influencia Irradió su estética a toda una generación de artistas.

irradiar


Participio Pasado: irradiado
Gerundio: irradiando

Presente Indicativo
yo irradio
tú irradias
Ud./él/ella irradia
nosotros, -as irradiamos
vosotros, -as irradiáis
Uds./ellos/ellas irradian
Imperfecto
yo irradiaba
tú irradiabas
Ud./él/ella irradiaba
nosotros, -as irradiábamos
vosotros, -as irradiabais
Uds./ellos/ellas irradiaban
Futuro
yo irradiaré
tú irradiarás
Ud./él/ella irradiará
nosotros, -as irradiaremos
vosotros, -as irradiaréis
Uds./ellos/ellas irradiarán
Pretérito
yo irradié
tú irradiaste
Ud./él/ella irradió
nosotros, -as irradiamos
vosotros, -as irradiasteis
Uds./ellos/ellas irradiaron
Condicional
yo irradiaría
tú irradiarías
Ud./él/ella irradiaría
nosotros, -as irradiaríamos
vosotros, -as irradiaríais
Uds./ellos/ellas irradiarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo irradiara
tú irradiaras
Ud./él/ella irradiara
nosotros, -as irradiáramos
vosotros, -as irradiarais
Uds./ellos/ellas irradiaran
yo irradiase
tú irradiases
Ud./él/ella irradiase
nosotros, -as irradiásemos
vosotros, -as irradiaseis
Uds./ellos/ellas irradiasen
Presente de Subjuntivo
yo irradie
tú irradies
Ud./él/ella irradie
nosotros, -as irradiemos
vosotros, -as irradiéis
Uds./ellos/ellas irradien
Futuro de Subjuntivo
yo irradiare
tú irradiares
Ud./él/ella irradiare
nosotros, -as irradiáremos
vosotros, -as irradiareis
Uds./ellos/ellas irradiaren
Imperativo
irradia (tú)
irradie (Ud./él/ella)
irradiad (vosotros, -as)
irradien (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había irradiado
tú habías irradiado
Ud./él/ella había irradiado
nosotros, -as habíamos irradiado
vosotros, -as habíais irradiado
Uds./ellos/ellas habían irradiado
Futuro Perfecto
yo habré irradiado
tú habrás irradiado
Ud./él/ella habrá irradiado
nosotros, -as habremos irradiado
vosotros, -as habréis irradiado
Uds./ellos/ellas habrán irradiado
Pretérito Perfecto
yo he irradiado
tú has irradiado
Ud./él/ella ha irradiado
nosotros, -as hemos irradiado
vosotros, -as habéis irradiado
Uds./ellos/ellas han irradiado
Condicional Anterior
yo habría irradiado
tú habrías irradiado
Ud./él/ella habría irradiado
nosotros, -as habríamos irradiado
vosotros, -as habríais irradiado
Uds./ellos/ellas habrían irradiado
Pretérito Anterior
yo hube irradiado
tú hubiste irradiado
Ud./él/ella hubo irradiado
nosotros, -as hubimos irradiado
vosotros, -as hubísteis irradiado
Uds./ellos/ellas hubieron irradiado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya irradiado
tú hayas irradiado
Ud./él/ella haya irradiado
nosotros, -as hayamos irradiado
vosotros, -as hayáis irradiado
Uds./ellos/ellas hayan irradiado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera irradiado
tú hubieras irradiado
Ud./él/ella hubiera irradiado
nosotros, -as hubiéramos irradiado
vosotros, -as hubierais irradiado
Uds./ellos/ellas hubieran irradiado
Presente Continuo
yo estoy irradiando
tú estás irradiando
Ud./él/ella está irradiando
nosotros, -as estamos irradiando
vosotros, -as estáis irradiando
Uds./ellos/ellas están irradiando
Pretérito Continuo
yo estuve irradiando
tú estuviste irradiando
Ud./él/ella estuvo irradiando
nosotros, -as estuvimos irradiando
vosotros, -as estuvisteis irradiando
Uds./ellos/ellas estuvieron irradiando
Imperfecto Continuo
yo estaba irradiando
tú estabas irradiando
Ud./él/ella estaba irradiando
nosotros, -as estábamos irradiando
vosotros, -as estabais irradiando
Uds./ellos/ellas estaban irradiando
Futuro Continuo
yo estaré irradiando
tú estarás irradiando
Ud./él/ella estará irradiando
nosotros, -as estaremos irradiando
vosotros, -as estaréis irradiando
Uds./ellos/ellas estarán irradiando
Condicional Continuo
yo estaría irradiando
tú estarías irradiando
Ud./él/ella estaría irradiando
nosotros, -as estaríamos irradiando
vosotros, -as estaríais irradiando
Uds./ellos/ellas estarían irradiando
Sinónimos

irradiar

transitivo
radiar, despedir, difundir, esparcir, fulgurar.
Se emplean tanto en sentido literal (referido al calor, la luz, etc.), como en sentido figurado: irradiar alegría.
Traducciones

irradiar

irradiar

irradiar

تشع

irradiar

辐射

irradiar

輻射

irradiar

udstråle

irradiar

להקרין

irradiar

VT
1. (= emanar) → to irradiate, radiate
2. (Med) → to irradiate

irradiar

v. to irradiate, to expose to or treat by radiation; to emit rays.

irradiar

vt (un tumor, etc.) to irradiate; vi, vr (calor, dolor) to radiate
Ejemplos ?
Ella distinguía en sus ojos unos rayitos de oro que se irradiaban todo alrededor de sus pupilas negras a incluso percibía el perfume de la pomada que le abrillantaba el cabello.
Nos estuvo reservado contemplar la belleza del todo radiante, cuando, mezclados con el coro de los bienaventurados, marchábamos con las demás almas en la comitiva de Júpiter y de los demás dioses, gozando allí del más seductor espectáculo; e iniciados en los misterios, que podemos llamar divinos, los celebrábamos exentos de la imperfección y de los males, que en el porvenir nos esperaban, y éramos admitidos a contemplar estas esencias perfectas, simples, llenas de calma y de beatitud, y las visiones que irradiaban en el seno de la más pura luz; y, puros nosotros, nos veíamos libres de esta tumba que llamamos nuestro cuerpo, y que arrastramos con nosotros, como la ostra sufre la prisión que la envuelve.
Desempeñó la cátedra de Filosofía y Letras en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, por algunos años, y cumplía cotidianamente con su magisterio, como el Maestro Universitario, constituido, tempranamente, en uno de los genuinos blasones de nuestro País, caracterizado por llevar en alto una sola conciencia y una sola responsabilidad: dos virtudes que irradiaban en común en todos los campos fructuosos de su labor intelectual, dinámica y creativa; como un sol brillante y sin ocaso para alumbrar solamente su mundo.
Sus negros ojos siempre irradiaban amorosa comprensión y afanada en las labores del hogar, cuando no se hallaba cocinando, tejía un suéter para mí o para alguno de mis hermanos.
Además llevaban buenísimas amigas: Eugenia, Elisa, Jenny y Yazmín, compañeras de la universidad. Los padres de tales jóvenes irradiaban prestigio social y financiero.
Bajo su tersa y despejada frente, de su pupila azul en los fulgores, irradiaban los sueños de la mente, ricos de luz, de encanto y de colores.
En derredor de él y bañados por el mágico fulgor que irradiaban sus áureas escamas, pululaban una infinidad de seres: peces rojos que parecían teñidos de púrpura, crustáceos de todas formas y colores, rarísimas algas e imperceptibles vivientes.
Este país, escaso de recursos en comparación con otros de nuestra América, tuvo un desarrollo económico creciente de acuerdo a los tiempos y llegó a obtener la tercera renta per cápita en América Latina; proyectó un desarrollo social que fue diseñando una sociedad cada vez más justa y más moderna, no digo perfecta, pero iba avanzando; instituciones estables; universidades que irradiaban influencia, con un prestigio notable en todo el continente.
¡Tranquilidad de los nervios apaciguados por el régimen calmante y por el aislamiento, conversaciones en que los nombres de Platón, de Epicuro, de Empédocles, de Santo Tomás, de Spinoza, de Kant y de Fichte mezclados a los de los pensadores de hoy, Wündt, Spencer, Madsley, Renan, Taine, irradiaban como estrellas fijas sobre la majestad negra del cielo nocturno...
Para la infame costosísimas joyas Adelardo compraba sin cesar. ¡Aparecía tan bella entre el relámpago cambiante de las piedras preciosas que irradiaban en su cuello y su negra cabellera!...
Pero al levantar la vista el padre, libre del peso de su angustia, no vio sino los ojazos de su cuñada, que irradiaban una luz nueva, más negra, pero más brillante que la de antes.
Pasada la media noche, las luces que irradiaban las ventanas de casas y edificios se fueron desvaneciendo y todo fue vencido por la cerrazón y el silencio.