Ejemplos ?
Todo parece irle bien a Orfeo hasta que la Opinión Pública se entera del asunto y amenaza con arruinar su carrera como maestro de violín a menos que vaya a rescatar a su esposa.
Salvando el revés de Bonifacio, a partir del fracaso del Sitio de 1565 las cosas empiezan a irle bien a Uluj, que en 1568 es nombrado Beylerbey de Argel (cargo equivalente a Gobernador general), gracias a los buenos oficios de su amigo Pialí Pachá Así unos treinta años después de haber entrado en la ciudad como galeote cristiano, vino a ser rey de Argel, convirtiéndose en quizás el hombre más poderoso de toda la Berbería.
Sus últimos años fueron, desde el punto de vista económico, más bien tristes, pues ningún negocio de los que tenía parece irle bien y, además, tiene contraída una gran deuda con su hermano Manuel, a la que tiene que hacer frente su esposa.
Cuando cumplió 20 años se hizo verdulero. Las cosas comenzaron a irle bien, de manera que abandonó la música. Posteriormente, se casó con una mujer llamada Marta.