iracundo

(redireccionado de iracundos)
También se encuentra en: Sinónimos.

iracundo, a

(Del lat. iracundus.)
adj./ s. Que tiende a sentir ira ten cuidado con él, es un hombre iracundo. irascible

iracundo -da

 
adj.-s. Propenso a la ira.
adj. fig. y poét.Alterado.

iracundo, -da

(iɾa'kundo, -da)
abreviación
1. persona que manifiesta ira o tiende a sentirla un guerrero iracundo
2. característica que es propia de estas personas Nos echó una mirada iracunda y amenazante.

iracundo, -da


sustantivo masculino-femenino
persona que manifiesta ira o tiende a sentirla Dante confinó a los iracundos al quinto círculo de su geografía infernal.
Sinónimos

iracundo

, iracunda
adjetivo
irritable, irascible, colérico, furibundo, atrabiliario, bilioso.
Iracundo alude tanto a la persona propensa a la ira como a la persona que, en un momento determinado, tiene un arrebato o ataque de ira. Irritable e irascible son sinónimos de iracundo en el primero de estos dos valores semánticos.
Traducciones

iracundo

zornig

iracundo

iracondo, iroso

iracundo

ADJ (= propenso a la ira) → irascible (frm); (= colérico) → irate
Ejemplos ?
Cuando volvimos aún tenía esa espantosa mirada y sus ojos velados y viscosos conservaban aquella intensidad de odio de los pumas iracundos.
EL CORO: No tardaréis en pagar vuestro atrevimiento; así comprenderéis, bribones, que os las habéis con hombres justicieros, iracundos, de terrible mirada.
¡Ah! ¡Dios te salve, arroyuelo, Del triste Diciembre y crudo, Con sus hielos apretados Y sus vientos iracundos! A Dios, arroyo apacible, A quien amante saludo: Yo guardaré tu memoria Entre el cortesano lujo: Y hablaré de tí á las gentes; Y recordaré con gusto Esas flores y esas aguas, Y esta sombra que disfruto.
El pueblo es impasible como el derecho, altivo como la fuerza, noble como la libertad; los partidos son turbulentos como el error, iracundos como la impotencia, viles como el servilismo.
Entendí que él era un hombre lobo, y no después de esto con él pan degustar pude, no si me mataras. Vieran qué de esto otros opinasen; yo si miento los Genios vuestros iracundos tenga.
Allí, los verdugos -que en otro tiempo hacían a Diego temblar de horror-, los sayones, de torvas cataduras y velludas fisonomías, de chatas frentes y cuerpos color de ocre, ostentando en la cabeza duro capacete o aplastado turbante, desnudo el torso, señalando con violentas actitudes la recia musculatura de sus fornidos brazos, tirando de las sogas o apretando, amenazadores, los iracundos puños.
Si Jehová soberano indignado recorre el mundo inicuo y aparta dél su poderosa mano, y las razas maldice, torpemente mezcladas, de su Dios y su origen olvidadas; si agita sus caballos iracundos y su carro de fuego airado lanza por medio de los mundos, y encima de las turbas insensatas revientan las henchidas cataratas, al justo salva, y luego, tornando compasivo a la bonanza, de su ira celestial matando el fuego, en prenda de salud y de sosiego tiende el iris de paz y de esperanza.
Arrebataba el solano las gotas del aguacero, que eran las puntas de acero de su látigo inhumano. Iracundos los zagales bregaban con los corderos y los cabritos zagueros hundidos en los fangales.
Recóndito sadismo que late en cada uno de nosotros, por más bondadosos y sacrificados que aparentemos ser al escuchar furtivamente las quejas de los iracundos o las risas sarcásticas, irónicas, burlescas, picaras o melancólicas del mundo, de este mundo hecho para gozar y no otro...
Llegué al sitio donde Judas, en medio del pueblo, se elevaba, pero le tenían cubierto con una tela y sólo se le veía la cabeza. Tenía dos ojos enormes, abiertos, iracundos, pero sin pupilas y la inexpresiva mirada se tendía sobre la inmensidad del mar.
Dédalo se arrojó a volar por los aires con alas no concedidas al hombre, y el infatigable Hércules descendió al Averno: ninguna temeridad detiene el arrojo de los mortales. En nuestra demencia pretendemos escalar los cielos, y con nuestros crímenes impedimos que Júpiter deponga sus rayos iracundos.
En mayo de 2003, los ex patrulleros, iracundos por las demoras en la entrega de las prestaciones prometidas, incendiaron edificios municipales y un mercado en Chicacao (departamento de Suchitepéquez).