investidura

(redireccionado de investiduras)
Búsquedas relacionadas con investiduras: Guerra de las Investiduras

investidura

1. s. f. Acto de investir a una persona con un cargo o título honorífico el rey asistió a la ceremonia de investidura del presidente.
2. Carácter que se adquiere con la toma de posesión de un cargo o dignidad le han vuelto a otorgar la investidura parlamentaria.
3. POLÍTICA Votación parlamentaria por la que se elige al jefe del gobierno o ratificación de su designación por el jefe del estado.

investidura

 
f. Acción de investir.
Carácter que se adquiere con la toma de posesión de ciertos cargos o dignidades.

investidura

(imbesti'ðuɾa)
sustantivo femenino
1. acción de conferir a una persona un cargo o dignidad importante La ceremonia de investidura del presidente.
2. carácter adquirido con la toma de posesión de ciertos cargos importantes abandonar las investiduras eclesiásticas
Traducciones

investidura

investiture

investidura

investitura

investidura

Investitur

investidura

investiture

investidura

Инвеститура

investidura

investituur

investidura

تنصيب

investidura

ανακήρυξή

investidura

입힘

investidura

SFinvestiture
discurso de investidurainvestiture speech
votación de investidura (Pol) → vote of confidence (in the new prime minister)
Ejemplos ?
Es obligación irrenunciable de esta Comisión contribuir a la reparación y la satisfacción a la República por los graves perjuicios causados a las vidas humanas y al patrimonio de la Nación, y por la honda frustración ocasionada al espíritu patrio y a la unidad de los argentinos, mediante la determinación de quienes pudiesen resultar responsables de no haber cumplido los deberes correspondientes a sus investiduras = S E C R E T O A.
Fue presidida por el recién nombrado emperador Carlos V. Esta Dieta o concilio no se debe confundir con el Concordato de Worms (1122), que puso fin a la querella de las investiduras.
La querella de las Investiduras enfrentó a papas y reyes católicos del Sacro Imperio Romano Germánico entre 1075 y 1122. La causa de dicho desencuentro era la provisión de beneficios y títulos eclesiásticos.
Este amplio grado de tolerancia, al que el historiador Jacques Le Goff llama "güelfismo moderado", permitió crear en Italia una situación de equilibrio entre las pretensiones imperiales y el poder efectivo de las comunas urbanas, similar al equilibrio logrado entre el imperio y el papado a través del Concordato de Worms (1122) que resolvió la Querella de las Investiduras.
Subsistía, sin embargo, el mensaje primitivo de Jesucristo, apoyado por interpretaciones legitimistas como la de San Francisco de Asís o tomadas como heréticas (las de Prisciliano, los Albigenses, John Wycliff, Jan Hus y otros), hasta que un lento proceso de secularización en Europa, fundado en esos precedentes y acelerado con el Humanismo del Renacimiento y de la Reforma, fue separando cada vez más a la Iglesia del Estado, incluso ya en la Edad Media con la querella de las Investiduras que enfrentó a papas y reyes cristianos entre 1073 y 1122 y cuando los gibelinos tomaron posición contra la asunción de un poder excesivo por parte del Papa y su intromisión en los asuntos políticos y económicos.
Al decreto papal de 1073 sobre el celibato, siguieron otros cuatro decretos dictados en 1074 sobre la simonía y las investiduras.
Estas pretensiones papales le llevarán a un enfrentamiento con el emperador alemán en la llamada Disputa de las Investiduras, que en el fondo no es más que un enfrentamiento entre el poder civil y el eclesiástico sobre la cuestión de a quién compete el dominio del clero.
La disputa sobre las investiduras finalizó mediante el Concordato de Worms, en 1122, que deslindó la investidura eclesiástica de la feudal.
Recobrada la libertad, y ante los apremios, esta vez, de los burlados cardenales, el Papa denunció el tratado suscrito bajo coacción y violencia y excomulgó al emperador. La querella de las investiduras, que por un fugaz momento pareció llegar a su fin, se intensificó si cabe.
En 1117 se sitúa al frente de la iglesia Calixto II, papa de origen francés y a quien hay que atribuir el éxito en la anhelada conclusión de la querella de las investiduras.
El 28 de enero de 1077, Gregorio VII absolvió a Enrique IV de la excomunión a cambio de que se celebrara una Dieta en la que se debatiría la problemática de las investiduras eclesiásticas.
Posteriormente, con Calixto II, actuó como legado papal y participó activamente en las negociaciones que llevarían a la firma, en 1122, del Concordato de Worms que pondrían fin a la querella de las investiduras.