invasor

(redireccionado de invasores)
También se encuentra en: Sinónimos.

invasor, a

adj./ s. Que invade el ejército invasor fue repelido por las fuerzas gubernamentales.

invasor, -ra

 
adj.-s. Que invade.
Sinónimos

invasor

, invasora
adjetivo y sustantivo
Traducciones

invasor

Invader

invasor

Invader

invasor

Invader

invasor

入侵者

invasor

入侵者

invasor

Invader

invasor

侵略者

invasor

Invader

invasor

A. ADJ [ejército, pueblo] → invading; [tumor] → invasive
B. SM/Finvader
la resistencia contra el invasor extranjeroresistance against the foreign invader

invasor -ra

adj invasive
Ejemplos ?
Los mexicanos se quedan tranquilos, pero se puede leer claramente en sus ojos lo que piensan: a la primera oportunidad mostrarán su odio a los invasores.
¡Me he fingido "afrancesado"!... Y ¡ya veis!... los veinte Jefes y Oficiales invasores... ¡los veinte!no los toquéis... -¡están envenenados!...
Es también importante señalar que antes de la llegada de los españoles se dieron una serie de “presagios funestos’ que anunciaban el fin del imperio Azteca; bajo estas condiciones Moctezuma tiene que recibir a los invasores a quienes hasta el último momento se les dio un trato como embajadores de un poderoso rey o como a Quetzalcóatl en persona según lo manejara lo manejara Cortés a su conveniencia.
Sin embargo, ésta decisión no fue unánime al interior de la dirigencia azteca, había un sector que pretendía repeler y derrotar a los invasores, se sabía que los mayas no los tomaron como dioses, es más los habían derrotado y habían tenido prisioneros españoles.
Y pues nos faltan fuerzas y nos sobra ánimo para luchar hasta la victoria o el sacrificio sigamos solos la guerra con los reacios de Montevideo y los invasores portugueses, consagrando a Artigas como nuestro jefe único.” He ahí la vía nueva señalada por una voz inspirada los Orientales en rebeldía, el memorable 23 de octubre, fecha que debería inscribirse entre las primeras del Calendario Cívico Nacional, tan desteñido de patria y tan sobrado de rememoraciones extrañas.
Nacido de las injustas relaciones de poder político y económico que se daban, no con los pueblos indígenas, quienes asumían su mísera condición de una manera estoica, como resultado de los problemas emanados desde la partida de Quetzalcóatl y las transgresiones que sufrió su filosofía por muchos siglos, hasta la llegada de los españoles y el “error histórico” de confundir a sus invasores, con el mítico Quetzalcóatl.
Hombres y mujeres salieron huyendo del gran salón de baile, pero muchos cayeron heridos. Los invasores tomaban las joyas de las damas y las armas de los caballeros caídos.
Uno puede creer que, si ellos hubieran efectuado una contra ofensiva cuando los americanos estaban todos en tierra, y ya que su presencia impedía el uso de los cañones de los barcos, habrían podido, ese primer día, echar a los invasores de regreso al mar.
No captaron el afán de nuestros abuelos AZTECAS por recuperarla, sintetizarla, perfeccionarla y extenderla a todas las regiones del mundo por ellos conocido. Los invasores sólo acomodaron a sus propias ideas ambiciosas lo que les convenía de aquello que surgía fascinante ante sus ojos.
Pensemos en el afán solidario de nuestros abuelos Olmecas, Toltecas, Mayas, Purépechas, Mixteco zapotecas, Otomíes, Mazahuas, Tenochcas y tantas etnias más, todas a una, formando la Mexicayotl, mexicanidad. Hecho que no pudo llegar a una plenitud ante la llegada de los invasores europeos, pero que hoy podemos rescatar.
El viejo de su padre, y aun las mujeres, dirigidas valientemente por la intrépida y hermosa XOCHITL, combatieron hasta morir en la batalla. TOPILTZIN huyó desesperado y los invasores saquearon cuantos tesoros y riquezas pudieron encontrar.
Sin embargo, a las 10:50 h, los primeros invasores tocaron tierra y, algunos instantes más tarde, los cañones del Prairie dispararon sobre esta ciudad expuesta.