intervocálico

intervocálico, a

adj. LINGÜÍSTICA Que está entre vocales sonido consonántico intervocálico.

intervocálico, -ca

 
adj. Díc. de la consonante que se halla entre vocales.
Traducciones

intervocálico

intervocalico
Ejemplos ?
Se diferenciarían la b y la v, como en el caso del reflejo intervocálico - B -: eg el debe español, del latín debet, volverá a su viejo deletreo castellano deve.
El sonido puede aparecer como resultado de aspiración de /-s/ implosiva, de /x/ en dialectos que aspiran dicho fonema (o marginalmente como retención del fonema /h/ procedente de latina inicial). El sonido en áreas de heheo (Andalucía, Honduras, etc) como alófono intervocálico que alterna con h.
Las oclusivas sonoras /b,d,g/ sólo se articulan fricativas o aproximantes en contexto intervocálico y se mantienen como oclusivas detrás de consonante, tanto dentro de una palabra como en la cadena locutiva.
flama, flamante, flamar, suflama y soflama, inflar, infleta, botinflar, botinflao. Presencia del grupo consonántico -ns- intervocálico en bastantes vocablos.
La transformación de b intervocálico en puede atribuirse a la evolución fonética natural e interna, ya que sucedió en todas las lenguas románicas sin excepción alguna, siendo así, podemos decir, un cambio fonético panromance.
Aunque por otra parte, sí existen lenguas con una sibilante donde la /s/ no es apicoalveolar, por ejemplo el español de América. Quizás este hecho sea el origen del rotacismo intervocálico latino en palabras como FLOS FLŌRĒS (floses).
a ele geminada () es un «grupo de letras modificado» del catalán, que representa el sonido (siempre intervocálico) de una ele doble o ele prolongada, pronunciado en dos sílabas diferentes —en realidad, se trata de dos sonidos: ɫ.ɫ, que en AFI también se pueden representar como ɫː—.
Sobre todo destaca la aspiración de /s/, en algunos casos la lateralización, la omisión del fonema /d/ intervocálico y la pronunciación de /x/ como /h/, entre otras.
De ser cierta esta teoría, el betacismo (articulación de /v/ como /b/) se produce en español por la conjunción de dos hechos fonéticos comunes a algunos dialectos catalanes y portugueses: una /v/ labiodental sin fricción audible, como la W del neerlandés, y una /b/ articulada aproximante o fricativa en contexto intervocálico (como la "b" o "v" actual en "pavo" o "sabor").
En algunas regiones el sonido /d/ intervocálico no es pronunciado, ejemplo: comido / comío, metido / metío, parado / parao, sentado / sentao Se abrevian algunas preposiciones y palabras como: (para "onde") Durante la colonia y hasta mediados del siglo XVIII, el único idioma de los istmeños lo suprimió el español, que trajeron los castellanos y prevaleció sobre las demás lenguas de la Península Ibérica.