intenso

(redireccionado de intensos)
También se encuentra en: Sinónimos.

intenso, a

(Del lat. intensus.)
1. adj. Se aplica a los fenómenos o efectos que comportan mucha intensidad, fuerza o energía frío intenso; intenso trabajo. agudo, fuerte
2. Se refiere a lo que da lugar a un gran efecto o a uno muy perceptible un color de intensa luminosidad. apagado
3. Se aplica a la sensación, sentimiento o estado de ánimo muy vehementes o vivos se encuentra alienada con tan intenso enamoramiento. hondo, fuerte débil

intenso -sa

 
adj. Que tiene intensidad.
fig.Muy vehemente y vivo.

intenso, -sa

(in'tenso, -sa)
abreviación
1. que tiene o se realiza con gran fuerza y energía un trabajo intenso
2. relacionado con los afectos vivos y fuertes un abrazo intenso
Sinónimos
Traducciones

intenso

intenzivní, prudký

intenso

intens, skarp

intenso

terävä, voimakas

intenso

oštar, žestok

intenso

強烈な, 激しい

intenso

강렬한, 날카로운

intenso

intens, scherp

intenso

intens, kraftig

intenso

agudo, intenso

intenso

intensiv, stark

intenso

ฉับพลัน, รุนแรง

intenso

keskin, yoğun

intenso

rất căng, rõ rệt

intenso

ADJ [frío, dolor, actividad] → intense; [emoción] → powerful, strong; [recuerdo] → vivid; [color] → deep, intense; [bronceado] → deep; [corriente eléctrica] → strong

intenso-a

a. intense.

intenso -sa

adj intense, (actividad) strenuous
Ejemplos ?
Con gran asombro miré cómo se descorría el techo del carruaje y multitud de mariposas circundadas por intensos resplandores nacarados brotaban de él; emergieron después, como flotando, doce apacibles mujeres pelirrojas, sonriendo serenas y vestidas de finos tules casi cristalinos.
Esta reunión con los representantes de los sectores productivos y los intensos trabajos que la precedieron, se inscribe en el proceso de concertación social que será parte esencial del Programa de Emergencia Económica.
Hablo de los placeres más o menos elevados, más o menos intensos, que son comunes a todos los rangos en la república de las letras.
La Duquesa, al pasar cerca de Flores, tocole en el rostro con los encajes de una manga, y dejole envuelto en una atmósfera de olores tan delicados, intensos y dulcísimos, tan impregnada de lo que se puede llamar esencia de gran dama, que Fernando expresó así, allá para sus adentros, lo que sintió al aspirar aquella ráfaga de perfumes soñados: «¡Parece que estoy mascando amor!».
Lloren largamente y giman aquellos cuyos delicados ánimos enervó prolongada felicidad, abatiéndoles la contrariedad más ligera que cae sobre ellos; pero aquellos cuyos años han trascurrido entre calamidades, soportan los dolores más intensos con inquebrantable y firme constancia.
Por eso digo que fueron solamente seis meses, pero seis meses muy intensos, como fueron solamente 60 años los que vivió, pero 60 años de una intensidad muy fuerte, siendo intendente allá en la lejana Patagonia, siendo tres veces Gobernador de la provincia de Santa Cruz y luego presidente de mi país, la República Argentina, tal vez en la crisis más terrible que le ha tocado afrontar a nuestro país en toda su historia y nunca se amilanó, nunca se achicó, al contrario, las dificultades y las adversidades era como que lo impulsaban aún más a hacer las cosas, era como que lo fácil le aburría, era como que lo difícil le convocaba.
Pero la mujer del médico, mientras el infernal licor trazaba un surco mortal en sus entrañas, llegó a sospechar la verdad. Pronto los intensos dolores de la agonía disiparon su incertidumbre.
Era al fin del verano, cuando me encontraba descansando de la fatiga mental producida por algunos intensos estudios, dedicado a la pesca en uno de aquellos ríos que habían sido el lugar predilecto de mi juventud, en compañía de varios notables burgers de mi ciudad natal, entre los cuales había más de un ilustre miembro de esa corporación, cuyo nombre, si yo me atreviera a citarlo, honraría estas pobres páginas.
Aquella noche, Curval va a buscar al duque y, escoltados por la Desgrangés y la Duelos, hacen bajar a Zelmira a la bodega donde ponen en práctica los suplicios más refinados para hacerla morir; son todos mucho más intensos aún que los de Agustina, y a la mañana siguiente, a la hora del desayuno, los encuentran todavía operando.
Ningún instinto ha tenido que soportar, desde la infancia, tantas represiones como el instinto sexual en todos sus numerosos componentes, y de ningún otro perduran tantos y tan intensos deseos inconscientes, que actúan luego durante el estado de reposo provocando sueños.
Pero los ojos aún eran juveniles, intensos y melancólicos; unos ojos que le hacían ser llamado el Moro por sus amigas y amigos.
En efecto, los modernos descubrimientos, en lo que puede llamarse magnetismo, o estática magnética, nos ofrecen la comprobación de que los más naturales y, en consecuencia, más verdaderos e intensos afectos humanos, son los que brotan del corazón como por simpatía eléctrica.