inmunofluorescencia

inmunofluorescencia

 
f. med. Técnica consistente en marcar con fluoresceína un anticuerpo específico, de manera que este sea localizable en una mezcla antígeno-anticuerpo observada con el microscopio de luz ultravioleta.
Traducciones

inmunofluorescencia

f. immunofluorescence, method that uses antibodies labeled with fluorescein to locate antigen in tissues.
Ejemplos ?
Este tipo de investigaciones han permitido, mediante las técnicas de inmunofluorescencia ya descritas, distinguir diferentes regiones del genoma de la célula que se replican a tiempos diferentes y concretos.
La evaluación histopatológica completa de las muestras obtenidas para la biopsia renal requiere el empleo de microscopia óptica y electrónica y el examen con las técnicas de inmunofluorescencia o inmunoperoxidasa para detectar depósitos de complemento e inmunoglobulina.
Consultado en mayo de 2015. Para identificar fenómenos reactivos inmunitarios se utilizan inmunofluorescencia indirecta y tinción con inmunoperoxidasa.
Sin embargo, como hay varios mecanismos inmuntarios que pueden provocar cambios morfológicos similares, también resulta útil la microscopia de inmunofluorescencia con anticuerpos específicos marcados con fluoresceína para determinar el tipo y la localización de los compuestos inmunes en el riñón.
Además, lo ideal es que las muestras de biopsia se examinen con el microscopio óptico, mediante inmunofluorescencia y por microscopia electrónica porque ese enfoque permitirá diagnosticar el patrón histológico.
También se usan con éxito PCR, sondas y otras técnicas de biología molecular. La inmunofluorescencia, que pese a las reacciones cruzadas con otras Ehrlichia ha sido muy usado, y ELISA de competición.
En la enfermedad mediada por anticuerpos dirigidos de forma específica contra antígenos de la membrana basal glomerular o de tipo I los estudios con inmunofluorescencia revelan la presencia de depósitos lineales y continuos de inmunoglobulinas, principalmente IgG, a todo lo largo de la membrana.
Para casos dudosos o con fines de investigación se pueden emplear pruebas diagnósticas para detectar el virus en el líquido extraído de las vesículas, como el cultivo, la inmunofluorescencia o la reacción en cadena de la polimerasa.
En la enfermedad de tipo II, es decir en la mediada por inmunocomplejos circulantes o formados in situ a nivel glomerular, los estudios con inmunofluorescencia demuestran la presencia de depósitos granulares y discontinuos de inmunoglobulinas acompañados habitualmente por complemento.
Por último, en la glomerulonefritis semilunar de tipo III el examen con inmunofluorescencia es negativo y los hallazgos detectados con el microscopio electrónico son similares a los de la enfermedad de tipo I (sin depósitos densos).
Si en la biopsia o en la inmunofluorescencia de las muestras obtenidas de un paciente con glomerulonefritis semilunar se detectan depósitos inmunes granulares se debe pensar en la posibilidad de una infección.
Si se encuentra una inmunofluorescencia lineal lo primero que se debe considerar es la posibilidad de síndrome de Goodpasture o enfermedad antimembrana basal glomerular, aunque esos resultados también se pueden deber a fármacos como la penicilamina, la hidralazina y el enalapril.