infecto

(redireccionado de infectas)
También se encuentra en: Sinónimos.

infecto, a

(Del lat. infectus.)
1. adj. Que ha sufrido un contagio o infección. contaminado
2. Que es maloliente o tiene un aspecto sucio y repugnante en verano el río suele estar infecto. asqueroso, nauseabundo
3. Que es muy malo o fastidioso vimos una película infecta.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

infecto, -ta

 
adj. Inficionado, contagiado.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

infecto, -ta

(im'fekto, -ta)
abreviación
que puede trasmitir enfermedades porque está muy sucio Vivía en una casa infecta y derruida.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

infecto

, infecta
adjetivo
1 infectado, inficionado, contaminado, contagiado.
Infecto también puede emplearse en sentido figurado: infecto de herejía.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

infecto

infetto

infecto

ADJ
1. (Med) → infected (de with)
2. (= repugnante) → disgusting
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Y cuando los traidores invocan a las infectas hordas de demonios y a todas las fuerzas del Caos, los Ultramarines se ven abocados a una lucha en la que ninguno de los bandos podrá vencer.
es sujeto de un asfixiante procedimiento judicial que poco a poco se apodera de su vida; es interrogado en infectas dependencias de tribunales decadentes, instalados en buhardillas de la periferia; es espectador de extrañas situaciones relacionadas a los burócratas que lo rodean y conoce a personajes que parecen querer ayudarlo, pero son tan impotentes como él frente a las muchas instancias y niveles del poder judicial.
Victor Hugo había publicado en 1823 Han de Islandia y, en 1826 Bug-Jargal, novelas muy imaginativas y fantasiosas, pero en 1831 publica Nuestra Señora de París, donde el autor quiere resucitar alrededor de la catedral, el París del siglo XV, con sus calles negras e infectas y su hormigueo de estudiantes, de mendigos y de pícaros.
Confirmó las coacciones otro felipista residente en Barcelona, el notario Alejo Claramunt, quien en su diario personal denunció las «infectas amenazas y persecuciones públicas de matar y quemar a los que no votasen la guerra...