indeciso

(redireccionado de indecisas)
También se encuentra en: Sinónimos.

indeciso, a

(Derivado del lat. decisus, part. de decidere.)
1. adj./ s. Que duda o está inseguro está indeciso sobre qué estudios seguir; parece indecisa en resolver el conflicto. dudoso
2. adj. Que no ha sido decidido o resuelto la aceptación del presupuesto todavía sigue indecisa. determinado

indeciso, -sa

 
adj. Pendiente de resolución.
Irresoluto, dudoso.

indeciso, -sa

(inde'θiso, -sa)
abreviación
que no tiene firmeza o seguridad un gobernante indeciso
Sinónimos

indeciso

, indecisa
Traducciones

indeciso

nerozhodnutý, nerozhodný

indeciso

ubeslutsom

indeciso

epäröivä, päättämätön

indeciso

neodlučan

indeciso

優柔不断な, 決心がついていない

indeciso

결단성이 없는, 결단을 내리지 못하는

indeciso

indeciso

indeciso

obeslutsam, obestämd

indeciso

ไม่ตกลงใจ, ลังเล

indeciso

kararsız

indeciso

không dứt khoát, lưỡng lự

indeciso

/a
A. ADJ
1. [persona] → indecisive
estoy indecisoI'm undecided
¡soy tan indeciso!I can never make up my mind!
2. [tema] (= por decidir) → undecided; (= indefinido) → vague
3. [resultado] → indecisive
B. SM/F (Pol) (en votación) → undecided voter; (en encuesta) → don't know

indeciso-a

a. undecided, undecisive, hesitant.
Ejemplos ?
El Despotismo velaba también con el arma liberticida empuñada nerviosamente y el ojo azorado escrutando la maleza, donde flotaban aún las sombras indecisas de la noche.
Hermosas, ¿no entonáis en su honor alguna canción nueva como las cantabais en otros días? -Sí, sí, don Braulio -respondieron algunas, indecisas-; pero entonces éramos más niñas...
los civilistas buscan a los demócratas para embonar a Candamo, mientras los demócratas se hacen los esquivos porque sueñan con imponer a no sabemos qué personalidades indecisas y borrosas.
Las siluetas, de las lomas, con iluminadas líneas, poco a poco comenzaron a dibujarse indecisas sobre ellas, formando copos de formas todas distintas, se encendió un hermoso grupo de plateadas nubecillas; de entre ellas salieron rayos perdidos entre ellas mismas, los átomos encendidos brillaron con luz tranquila, y de entre todos, besando a nubes, rayos y líneas, serena se alzó la luna con quieta melancolía, acariciando a la tierra con su luz diáfana y tibia.
¿Por qué dejó la estrecha cabaña, tan coquetamente dispuesta con flores y esterillas, que a tan poca costa le forman tocador perfecto; donde halla tanto placer en estarse peinando, en fumar, en que le den aire o en mirarse en el espejo de sus anchos abanicos de plumas, mientras el mar, que azota la playa a cien pasos de allí, da a sus divagaciones indecisas un poderoso y monótono acompañamiento, y la marmita de hierro, en que está puesto a cocer un guisado de cangrejos con arroz y azafrán, le envía, desde el fondo del patio, sus perfumes excitantes?
Recio y bronceado, como una estatua esculpida por un griego, se alzó sobre la arena, de espaldas a la luna; y, de la espuma, surgieron, llamándolo, unos brazos blancos, y de las olas se levantaron formas indecisas, rindiéndole homenaje.
Mas luego de haber sufrido todas las angustias de esas deliberaciones interiores que las personas humildes, indecisas o débiles experimentan aun en las cosas sin importancia, se decidió, no sin extraordinarias palpitaciones de corazón, a explicar su situación al abate Troubert.
Yo misma dejé hace poco a Béroe enferma, lamentándose de ser la única en no tributar a Anquises los merecidos honores." Dudosas las matronas al principio, contemplan las naves con siniestros ojos, indecisas entre el insensato amor del suelo que pisan y los reinos a que las llaman los hados, cuando se alzó por los aires la diosa batiendo las alas, y trazó en su fuga un grande arco bajo las nubes.
Yo, al oír tales palabras, muero de rabia y envidia, maldiciendo mis estudios y tanta docta vigilia; y en vano alargo el pescuezo y aguzo más las pupilas, abriendo tamaños ojos que casi se me vacían, pues no miro sino un bulto y unas formas indecisas, y no veo tales ojos ni esa cara tan bonita.
Entonces sus castillos interiores se conmovieron hasta en los cimientos y sus faces de primavera virgen se tornaron indecisas y en una trémula sensación de angustia, dudaron; por primera vez, dudaron y principiaron a esperar lo peor de la confianza.
III Cuando entreabrió los labios, las inodoras brisas el inconstante vuelo pararon indecisas para aspirar el ámbar nacido en su carmín.
Poco a poco, y bien fuese que el peso de la noche, que ya había pasado de la mitad, comenzara a dejarse sentir, bien que el lejano murmullo del agua, el penetrante aroma de las flores silvestres y las caricias del viento comunicasen a sus sentidos el dulce sopor en que parecía estar impregnada la Naturaleza todo, el enamorado mozo que hasta aquel punto había estado entretenido revolviendo en su mente las más halagüeñas imaginaciones, comenzó a sentir que sus ideas se elaboraban con más lentitud y sus pensamientos tomaban formas más leves e indecisas.