inconsciente

(redireccionado de inconscientes)
También se encuentra en: Sinónimos.

inconsciente

1. adj. Que se hace sin auténtico dominio de la voluntad apartar la mano del fuego al sentir el calor es un acto inconsciente. instintivo, reflejo deliberado
2. adj./ s. m. y f. Que se comporta sin conocimiento de lo que hace y de sus posibles resultados sólo un inconsciente puede conducir a esas velocidades. irreflexivo consciente
3. adj. Que ha perdido el conocimiento recibió un fuerte golpe en la cabeza y se quedó inconsciente durante un rato. consciente
4. s. m. SICOLOGÍA Conjunto de fenómenos síquicos de los que el individuo no tiene conciencia.

inconsciente

 
adj. No consciente.
p. ext.Irreflexivo.
filos. Díc. del hecho, estado o proceso psíquico del cual el sujeto no tiene conciencia, y también del ser que carece de conciencia.
adj.-m. psicol. Díc. de los procesos psíquicos poderosos que se desarrollan más allá de nuestra conciencia.

inconsciente

(inkons'θjente)
abreviación
1. persona que ha perdido el conocimiento Los pasajeros del automóvil quedaron inconscientes con el choque.
2. que obra sin medir la consecuencia de sus actos una pasión inconsciente
3. que no se efectúa de manera voluntaria tener un lapsus inconsciente

inconsciente


sustantivo masculino
psicología conjunto de procesos mentales que la persona no percibe y que influyen en su manera de ser Se le atribuye a Freud el descubrimiento del inconsciente.
Sinónimos

inconsciente

adjetivo y cosustantivo masculino
adjetivo
2 reflejo, maquinal, autómata.
Se refieren, generalmente, a un gesto, una respuesta, etc.
Traducciones

inconsciente

v bezvědomí

inconsciente

ubevidst

inconsciente

bewusstlos

inconsciente

λιπόθυμος

inconsciente

tiedoton

inconsciente

inconscient

inconsciente

bez svijesti

inconsciente

意識を失った

inconsciente

무의식의

inconsciente

buiten bewustzijn

inconsciente

bevisstløs

inconsciente

nieświadomy

inconsciente

inconsciente

inconsciente

omedveten

inconsciente

ไม่รู้สึกตัว

inconsciente

bilinçsiz

inconsciente

bất tỉnh

inconsciente

不省人事的

inconsciente

A. ADJ
1. (Med) → unconscious
lo inconscientethe unconscious
lo encontraron inconscientethey found him unconscious
2. (= ignorante) → unaware (de of) → oblivious (de to)
3. (= involuntario) → unwitting
4. (= irresponsable) → thoughtless
es más inconsciente que malohe's thoughtless rather than wicked
son gente inconscientethey're thoughtless people
B. SMunconscious
el inconsciente colectivothe collective unconscious

inconsciente

a. unconscious.
1. that has lost consciousness;
2. that does not respond to sensorial stimuli.

inconsciente inconciente

adj unconscious, unaware; (psych) unconscious; mente — unconscious mind, unconscious (fam); m (fam, mente inconsciente) unconscious mind, unconscious (fam)
Ejemplos ?
Los artistas inconscientes que se sientan por las tardes en las peñas eminentes y modulan, sin quererlo, melancólico cantar, son las almas empapadas en la rica poesía melancólica y süave que destila la agonía dolorida y perezosa de la luz crepuscular.
Si te respetan vivirás mejor que si te humillas. Si sientes miedo ante el peligro no por eso te consideres cobarde, sólo los inconscientes o los anormales no lo tienen.
Y o sostengo que en el mejor caso se trata de inicuas explotaciones en beneficio particular de pasiones inconscientes de las pobres ciegas muchedumbres hermanas.
Aunque aún se dice con frecuencia (¡!) que a veces tiene que entrar la letra con sangre, la cicatrices que quedan son siempre detestadas; los casos masoquistas de gratitud a los castigos son menores en grandeza que aquellos que, a pesar de los maestros inconscientes, triunfaron en las ramas de la ciencia, del arte, de la técnica.
Ante el fracaso educativo de los alucinados por la publicidad con el avasallamiento de sus anuncios, los resultados educacionales los vemos transcurrir, de modo frecuente, en la evidencia inobjetable de muchachos y muchachas inconscientes que en las esquinas de cada ciudad de cualquier mundo, primero o último, desde fines del siglo XX, exhiben algunos de los rasgos de los malogrados actos que la escuela y sus funcionarios, incluidos los maestros, les falseó: a) Abandono: Decepcionados por un sistema social que les exige máximos esfuerzos sin retribuciones justas, ni materiales ni psíquicas, los individuos desertan de sus ideales de ser algo, alguien, y se dejan arrastrar por el acaso aleatorio.
Abandonan escuela, responsabilidades, futuros, creencias; lo peor, se abandonan a sí mismos y nada les importa, en ocasiones, ni ellos mismos. Existencialistas inconscientes navegan sin velas y sin anclas.
Yo, y conmigo millares de iniciados en el ocultismo, no negamos la realidad y posibilidad de todos los fenómenos que pregona el espiritismo, y en mi primera conferencia veréis mis opiniones a este respecto; la diferencia que existe entre los espiritas y los ocultistas, es que los primeros se valen de medios o instrumentos para ponerse en contacto con el plano astral (de los espíritus) y nosotros somos todos médium pero no pasivos, inconscientes ni manejados por guías, sino activos, conscientes, que en vez de tratar de atraer los seres (salvo casos especiales) nos trasladamos conscientemente donde están ellos.
Sólo los insensatos, ciegos inconscientes, guiados por ciegos conscientes o cínicos y descarados agentes del imperialismo extranjero, persisten en demandar al Estado para que se entreguen a los particulares las palancas de la economía de nuestro país, funesta, bárbara, criminal idea, que esconde el verdadero deseo de abrir las puertas al capital extranjero y que México quede desarmado para siempre bajo los dictados de las empresas transnacionales, para enriquecer sólo a unos cuantos en detrimento de la soberanía de la nación, puesto que al fin y al cabo el capital no tiene patria.
suplico interpongan con las masas inconscientes todo su valimiento, si alguno les queda, al fin indicado, en lo cual rendirán de paso un alto servicio a la patria, dejando dormir en paz, ya que no a los vivos, siquiera a los que por ella se inmolaron en el Campo de la Lealtad, en los tiempos ominosos y deshonrados en que este, virtud reinaba, como en su casa propia, en la España que produjo a Guzmán..., el de Tarifa.
En mi época, los zapateros granujas solían poner suelas de papel en los zapatos. Es evidente que en vez de perseguirlos por pillos deberíamos haberlos reverenciado por profetas inconscientes.
Los gastados resortes de la autoridad que emana de la fuerza no se avienen con lo que reclaman el sentimiento y el concepto moderno de las universidades. El chasquido del látigo sólo puede rubricar el silencio de los inconscientes o de los cobardes.
Honradamente es mi deber decirle a usted que la herencia y la vida que usted ha llevado me hacen temer por su porvenir en caso de que usted no cambie de régimen. Hay en usted un doble atavismo, caso curioso, de impulsivos inconscientes casi, y de cerebrales unificados.