incógnito


También se encuentra en: Sinónimos.

incógnito, a

(Del lat. incognitus.)
1. adj. Que no se conoce el fugitivo se encuentra en un lugar incógnito. desconocido, ignorado
2. s. m. Situación de ocultar una persona su identidad firmó con un seudónimo porque quería mantener el incógnito. anonimato
3. de incógnito loc. adv. Sin ser reconocido, ocultando su identidad el famoso actor viaja de incógnito.

incógnito, -ta

 
adj. No conocido.
De incógnito. loc. adv. Sin darse a conocer.

incógnito, -ta

(in'kognito, -ta)
abreviación
que no es conocido Llego al bar una persona incógnita.
se emplea para significar que alguien hace algo sin darse a conocer un policía de incógnito
Sinónimos

incógnito

, incógnita
adjetivo
(formal)desconocido*, ignorado, ignoto (formal).
Traducciones

incógnito

incógnito

incógnito

incognito, unknown

incógnito

incognito

incógnito

incognito

incógnito

incognito

incógnito

Incognito

incógnito

инкогнито

incógnito

Incognito

incógnito

Incognito

incógnito

Incognito

incógnito

가명

incógnito

Incognito

incógnito

A. ADJunknown
B. SMincognito
viajar de incógnitoto travel incognito
Ejemplos ?
Y el incógnito viendo tal postura Díjole con voz dura: «No dobles insensato la rodilla »Al mas ínfimo ser que alienta y sufre »Y ante la cruz de tu sayal se humilla.
-Ocho mil doblones contra esta joya que brilló en la nívea mano de la Zoraya -dijo el incógnito, poniendo el dedo sobre la misteriosa piedra.
Llegando luego al fin de su viaje, comprobó que el lugar de su sueño existía realmente en las cercanías de su ciudad natal y que el incógnito individuo era un anciano amigo de su difunto padre.
De estezado una ropilla, calzas de burda estameña, la capa de pardo monte, y el sombrero de alas luengas, era su traje. La mano y el hábito al fraile besa, y al incógnito saluda con curiosidad inquieta.
Amó, pues, de incógnito, y de incógnito empezó a poner en planta un plan de seducción espiritual, al que se prestaba, como pronto pudo conocer con sorpresa y alegría, el carácter sobador y caviloso de la señora de Carrasco.
don Manuel Guirior, natural de Navarra y de la familia de San Francisco Javier, caballero de la Orden de San Juan, teniente general de la real armada, gentilhombre de cámara y marqués de Guirior, hallábase como virrey en el nuevo reino de Granada, donde había contraído con doña María Ventura, joven bogotana, cuando fue promovido por Carlos III al gobierno del Perú. Guirior, acompañado de su esposa, llegó a Lima de incógnito el 17 de julio de 1776, como sucesor de Amat.
¿Ceso o sigue la partida? Y hablando así el incógnito sonreía, no con su sonrisa hiriente, sino con gracia y cortesía. Pesárale al capitán aquel aire comedido: habría querido, al contrario, pretexto para una querella.
Allí verás marquesas llanas y populares que no vacilan en codearse con cualquiera. Iremos al paraíso, que es donde están esas marquesas de incógnito.
Ella servirá para las producciones literarias y traducciones, diarios y papeles que queramos publicar, ya sea abiertamente o ya guardando un riguroso incógnito y suponiendo hecha la edición en otro país.
Aun esto de llamar necio al autor incógnito de un artículo, nunca pudiera ser personalidad, puesto que no recae sobre la persona, que no hay conocida, sino sobre su artículo.
Pocos días después, salieron entrambos en una silla de posta, que debía dejarlos algunas leguas antes de llegar al pueblo, pues el amigote de don Silvestre quería hacer poco ruido para conservar el más rigoroso incógnito, a fin de gozar más a sus anchas y en completa libertad todas las delicias que se prometía de la vida campestre y descuidada.
Dando resoplidos de pura satisfacción don Silvestre, y recitando su amigo los más tiernos idilios que recordaba a la vista de los fantásticos paisajes que descubría a cada paso, llegaron ambos al solariego albergue de los Seturas, donde los dejaremos descansar un largo rato; al de Madrid, entre sus bucólicas ilusiones y bajo el incógnito más rigoroso, y al otro, bajo la impresión de sus recientes desengaños, y, por lo mismo, más satisfecho que nunca al verse dentro de las recias y ahumadas paredes de su casa.