inaudito

(redireccionado de inauditos)
También se encuentra en: Sinónimos.

inaudito, a

adj. Que sorprende por considerarse atrevido o escandaloso en todos los periódicos se puede leer esta noticia tan inaudita. asombroso, inconcebible

inaudito, -ta

 
adj. Nunca oído.
fig.Monstruoso, extremadamente vituperable.

inaudito, -ta

(inaw'ðito, -ta)
abreviación
1. que causa asombro o sorpresa Recibir un premio por su actuación fue una sorpresa inaudita.
2. que no puede ser tolerado y debe rechazarse ser víctima de una ofensa inaudita
Sinónimos

inaudito

, inaudita
adjetivo
insólito*, asombroso, increíble, sorprendente, escandaloso, atroz, monstruoso. conocido, viejo, vulgar.
Se refieren a una cosa que resulta sorprendente por su carácter atrevido o escandaloso.
Traducciones

inaudito

جَدِيد

inaudito

nebývalý

inaudito

enestående

inaudito

beispiellos

inaudito

ennennäkemätön

inaudito

bez presedana

inaudito

先例のない

inaudito

유례 없는

inaudito

ongehoord

inaudito

enestående

inaudito

utan motstycke

inaudito

ไม่เคยมีมาก่อน

inaudito

chưa có tiền lệ

inaudito

空前的

inaudito

ADJ (gen) → unheard-of; (= sin precedente) → unprecedented; (= increíble) → outrageous
Ejemplos ?
En vano, esfuerzos inauditos han logrado innumerables victorias, compradas al caro precio de la sangre de nuestros heroicos soldados.
No hay religión que no haya estudiado, haciendo para ello enormes viajes e inauditos gastos, visitando los santuarios y recorriendo los lugares en que nació.
Cada vez que la cucharilla de plata volvía a caer en el tazón lleno de licor encendido, los objetos se reflejaban sobre los muros con formas desconocidas y con tintes inauditos; desde los viejos profetas de barba blanca hasta esas caricaturas que cubren las paredes de los talleres, y que parecen un ejército de demonios como los que aparecen en sueños, o como los que dibujaba Goya.
Hombres que habían estado asesinando durante siete años, hombres que asesinaron mujeres, hombres que violaron a madres de familias, hombres que asesinaron niños, hombres que llevaron el terror y la tortura a extremos inauditos, hombres que sacaban fotografías de nuestros compatriotas mutilados, de nuestros compatriotas torturados para luego ir a disfrutar sádicamente de aquel espectáculo en sus orgías y bacanales, porque esas fotos que hemos ocupado, esas fotos las tomaron ellos y las hemos ocupado en los despachos de los principales esbirros que en su fuga ni siquiera tuvieron tiempo de llevárselas (EXCLAMACIONES).
Los tres amigos, D’Aucourt, el abad y Després, de quienes, habló la Duelos el 12 de noviembre, se divierten otra vez juntos con esta pasión: quieren a una mujer embarazada de ocho a nueve meses, le abren el vientre, le arrancan el niño, lo queman ante los ojos de la madre, ponen en su lugar, dentro del vientre, un paquete de azufre combinado con mercurio, lo encienden, luego cosen el vientre y dejan morir a la mujer así, ante ellos, entre dolores inauditos, mientras se hacen masturbar por aquella prostituta que tienen con ellos.
a cuyo fin acaba de publicarse de un modo solemne, que aun cuando no quedase de la nación española otro resto que este reino, tendría contra la nación francesa hasta perecer el último habitante, ínterin estuviese bajo el mando del Emperador Napoleón, por sus injustos procederes horrorosos e inauditos atentados contra los sagrados derechos de nuestros soberanos...
A este fin se ha acordado con el Capitán General del Reino y su Presidente, el acto público de declaración de guerra contra la nación francesa, mientras esté bajo el mando del Emperador Napoleón por sus injustos procederes, horrorosos e inauditos atentados contra los sagrados derechos de nuestros soberanos...
Se conocen numerosos casos de gentes tan ignorantes como pobres que dan dinero a la Iglesia con inauditos sacrificios, obligados por sacerdotes implacables que exigen altos precios por un bautismo, un matrimonio, etc., amenazando a los creyentes con el infierno si no se procuran esos sacramentos al precio señalado.
Hecho esto le descubren los huesos y se los sierran en diferentes lugares, luego descubren sus nervios en cuatro lugares formando cruz, se amarra a un torniquete cada extremo de esos nervios y se hace girar, lo cual le alarga esas partes delicadas y le hace sufrir inauditos dolores.
Ya no has de verle sobre la tierra más, y sus miradas no podrán, recorriendo tus escritos, el insomnio apreciar de tus veladas, ni de tus aventuras ya pasadas recompensar los riesgos inauditos.
Y seguido de doscientos ochenta bandoleros, que él llamaba sus maratones (1), cometió inauditos crímenes en la isla de Mar- garita, en Valencia y otros pueblos de Venezuela, que entregó al incendio y al saqueo de los desalmados que lo acompañaban.
Así fue que apenas hubo un oficial traidor que llamase al enemigo, cuando se desconcertó la máquina política, sin que los inauditos y patrióticos esfuerzos que hicieron los defensores de Caracas, lograsen impedir la caída de un edificio ya desplomado, por el golpe que recibió de un solo hombre.