implosivo

(redireccionado de implosiva)

implosivo, a

1. adj / s. f. LINGÜÍSTICA Se aplica a la consonante o sonido oclusivo que, por estar al final de sílaba, termina sin la completa abertura propia de las consonantes explosivas.
2. adj. LINGÜÍSTICA Se refiere a cualquier consonante en posición final de sílaba y a esta posición.

implosivo, -va

 
adj. fon. Díc. de la consonante oclusiva que solo realiza el primer tiempo de su articulación; p. ej., la b de abdomen.
Traducciones

implosivo

implosivo
Ejemplos ?
En español sólo ocurre como característica fonética secundaria en ciertos dialectos, por ejemplo en algunas variedades de andaluz en oclusivas que siguen a una -s implosiva como en:: ¡Está aquí!
Además, cuando la -s se ubica en posición implosiva, final de sílaba o palabra, subseguida de consonante, se evidencia su aspiración sorda y suave h (asistir se pronuncia aˈsihtir), que llega a la supresión total en el lenguaje popular.
Todos ellos pueden considerarse transferencia alofónica de rasgos fonéticos del catalán al español: Con frecuencia la -d final castellana se articula como sorda: autoridat, verdat, amistat, Madrit. Articulación velarizada de /l/ especialmente en posición implosiva.
Este debilitamiento de la articulación de -s genera una compleja variedad de soluciones: Elisión total de toda -s implosiva: tomates tomate, este ete.
La transformación a Velasco vendría como consecuencia del paso en euskera de u (en la terminación -uri 'aldea, pueblo') a o ante r implosiva por pérdida de la vocal final.
En buena parte de las regiones latinoamericanas la -n velar no es sólo final de palabra (camióŋ, paŋ) como sucede en las zonas de España señaladas, sino que cualquier -n implosiva se articula velar: cambio 'kaŋbjo, antes 'aŋtes.
En Andalucía, Extremadura, la Región de Murcia, en gran parte de la Mancha y Canarias, así como en buena parte de América, particularmente en las costas, la -s implosiva padece un debilitamiento histórico.
Posee yeísmo y articulación de la “r” hasta su debilitamiento (vorqueta por volqueta, fenómeno visto en Arauca) o su desaparición en el infinitivo (ventiá, aserrá, ordeñá, cogé …) También tiene la articulación de la “s” (implosiva), la aspiración (maíh cataplasma).
/s/ final de sílaba: raramente se debilita; con el debilitamiento vocálico, incluso de las vocales tónicas, da a la sibilante s una prominencia especial. Sonoras: /d/ implosiva final de palabra.
Sin embargo, su situación geográfica entre las provincias de Jaén y Córdoba, entre el norte y el sur campiñés de la provincia de Córdoba y cerca del Guadalquivir hacen que tenga unas características particulares, con influencias tanto del andaluz occidental (por la cercanía del Guadalquivir) como del andaluz oriental (por la cercanía de Jaén): Las influencias del andaluz oriental se manifiestan sobre todo en la apertura sistemática de las vocales finales trabadas por s implosiva desaparecida y por la inclusión en el léxico local de múltiples mozarabismos tales como zamarrón (mandil del segador), boga (pan redondo y aplastado), agarbarse, chorcho (altramuz), verdolaga, arrezuz (orozuz, regaliz de palo).
La mayor fuerza implosiva, mejora la eficiencia del "tapón de ignición" fisible debido al aumento a través de los neutrones de la fusión, y la explosión de la fusión en sí misma proporciona significativamente mayor potencia explosiva a partir de la secundaria a pesar que a menudo no es mucho más grande que la primaria.
La elisión total de -s sin efectos compensatorios puede llegar a producirse de forma ocasional en casi toda Andalucía occidental y en buena parte del español antillano, particularmente en el español dominicano; también es muy frecuente en el castellano rioplatense en muchos casos por influjo de la inmigración italiana, llegando a ser particularmente notoria tal elisión en la gran ciudad de Rosario y su extensa área de influencia fonológica. Glotalización de la -s implosiva.