impermeabilizante

impermeabilizante

 
adj. constr. Díc. de la sustancia que impide el paso del agua a través de un material al cual se aplica.

impermeabilizante

(impeɾmeaβili'θante)
abreviación
sustancia que no permite el paso de la humedad o de un líquido una pintura impermeabilizante

impermeabilizante


sustantivo masculino
sustancia o material que no permite el paso de la humedad o de un líquido una fábrica de impermeabilizantes
Ejemplos ?
Bajo estas láminas se ubica el aislamiento térmico (normalmente paneles rígidos) para soportar el peso de la tierra y las plantas sin deformarse y la lámina impermeabilizante del propio edificio.
La extracción de caucho se remonta a periodos anteriores a la conquista, cuando los indígenas utilizaron el caucho como impermeabilizante en algunas de sus herramientas.
Se denomina cubierta invertida a la cubierta plana en la que el aislante térmico protege a la lámina impermeabilizante. El nombre proviene de que esta disposición de capas es opuesta a la tradicional, en la que el impermeabilizante protegía el aislante.
Protección de la lámina impermeabilizante frente a agresiones mecánicas. Protección de la lámina impermeabilizante frente a la degradación debida a los rayos ultravioleta.
Eliminación de condensaciones en el aislante (al no estar colocada la lámina impermeabilizante, que es una barrera de vapor, en la cara fría del elemento constructivo).
l asfalto, también denominado betún, es un material viscoso, pegajoso y de color negro. Se utiliza mezclado con arena o gravilla para pavimentar caminos y como revestimiento impermeabilizante de muros y tejados.
La lámina impermeabilizante es la parte más delicada de la cubierta, pues las grandes diferencias de temperatura a las que está sometida provocan dilataciones y contracciones, las heladas pueden convertir en quebradizas las láminas y provocar en ellas fisuras que darían lugar a filtraciones, humedades, y diversas patologías edificatorias.
En las cubiertas planas tradicionales, la impermeabilización se coloca encima del aislante térmico, pues los aislantes tradicionales no resistían bien la intemperie, especialmente el agua de lluvia, lo que llevaba a que fuera la lámina impermeabilizante la que soportase las agresiones.
Frente a esta cubierta tradicional, las cubiertas invertidas presentan las siguientes ventajas: Disminución de dilataciones en la lámina impermeabilizante.
Existen diversas soluciones constructivas de cubiertas invertidas, siendo el esquema general el siguiente (de abajo a arriba): Sobre la base estructural se crea una pequeña pendiente para dirigir el agua hacia los sumideros, para lo que normalmente se utilizan hormigones aligerados. Sobre esta capa de pendiente se coloca la lámina impermeabilizante, que evita que el agua penetre en el edificio.
Se coloca un geotextil protector para minimizar raspaduras u otros daños mecánicos que pudiesen deteriorar la lámina impermeabilizante.
Se accede a la bañera mediante unas escaleras recubiertas con mortero impermeabilizante de cascote de ladrillo (opus signinum) y con los ángulos rematados en bordes estancos del mismo material.