imperdonable

(redireccionado de imperdonables)
También se encuentra en: Sinónimos.

imperdonable

adj. Que no puede ser perdonado por considerarse muy grave tu actitud es absolutamente imperdonable. intolerable

imperdonable

 
adj. Que no se debe o puede perdonar.

imperdonable

(impeɾðo'naβle)
abreviación
que no puede o no debe olvidarse o absolverse una mentira imperdonable
Traducciones

imperdonable

unverzeihlich

imperdonable

impardonnable

imperdonable

onvergeeflijk

imperdonable

imperdoável

imperdonable

لا يغتفر

imperdonable

unforgivable

imperdonable

不可原谅

imperdonable

不可原諒

imperdonable

utilgivelig

imperdonable

ADJunforgivable, unpardonable, inexcusable
Ejemplos ?
Por esa razón existe un testimonio muy cercano a la realidad de hace ya quinientos años. La fidelidad de los escritos es relativa: o mucha imaginación del amanuense, o demasiada parcialidad, o descuidos imperdonables.
Durante la primera guerra contra Voldemort, a los aurores se les autorizó usar los Maleficios Imperdonables sobre supuestos mortífagos: eso es, dada la licencia para matar, forzarlos y torturarlos.
El Ministro de Exteriores de Irán dijo que "Irán condena duramente los ataques masivos del régimen sionista contra los civiles en Gaza" y que "los bombardeos contra personas inocentes son imperdonables e inaceptables".
Crouch/Moody se hace notable por enseñar y demostrar temas de un nivel más alto de lo normal a la clase de cuarto año de Harry (como los Maleficios Imperdonables), por ser un profesor exigente que espera que los estudiantes trabajen, así como también por castigar a Draco Malfoy transformándolo en un hurón para defender a Harry cuando Malfoy lo estaba molestando.
Tatsumaru siguió a la Lady Kagami, donde se preparaba un duelo final en el castillo de Gohda. A pesar de estar ya consciente de sus crímenes imperdonables, se quedó con Kagami, dado que está enamorado de ella.
cap.7 (p.148 edición de bolsillo) El hombre lobo (estudiado en 3º año). cap.9 (p.187 edición de bolsillo) Las maldiciones imperdonables (estudiados en cuarto año con el profesor Moody).
En cambio, los métodos didácticos empleados eran crueles, y practicaban maldiciones imperdonables como la maldición "imperius" o la maldición "cruciatus" entre sí.
Cuando, al final del cuento consiente en dárselo, es ya tarde: la señora blanca, es ahora solo un cadáver sacado de entre las olas, del mismo punto del mar hacia donde miraban los ojos iracundos del muñeco de Judas que en eso momentos ardía en la plaza… El mensaje central que nos trasmite este cuento es muy sublime: frente a la creencia generalizada de que existen faltas o pecados que son imperdonables, nos enseña que no debemos ser recalcitrantes o reacios a perdonar, mas aun cuando muchas veces las apariencias pueden engañarnos y que un acto aparentemente malo en realidad puede haber sido hecho en aras de un bien mayor.
La canción narra brevemente la vida del músico (hijo de un exiliado tras la Guerra Civil que aprende a cantar vendimiando, consigue fama como cantante y actor en Francia), primero repudiado por el régimen franquista («homosexual y rojo, son pecados imperdonables»), para más tarde, ser reconocido en Irún, su pueblo natal («En mi ciudad, Luis Mariano tiene ya su sitio al lado de Cristóbal Colón», ironiza Fermin).
Algunos se opusieron, pues habían sabido que no eran TECUHTLIS, señores honorables, TEULES como dicen que pronunciaban los extranjeros, sino POPOLOCAS, asesinos que sin piedad habían cometido crímenes imperdonables: Habían matado a niños y ancianos; habían ultrajado a muchas doncellas y las habían ofendido; eran unos miserables que no tenían piedad de nada y todo lo hacían movidos por la ridícula ambición del oro, ese excremento de la creación: TEOCUITLATL (cuitlatl: excremento).
Hasta esta edad, no hace más que aprender el lenguaje del amor y adquirir alguna experiencia. Se cometen torpezas imperdonables o se hace alarde de una osadía que retrae o asusta al verdadero amor.
El matrimonio de una moza con un viejo, de una persona lozana y robusta con otra enferma y enclenque, de la impotencia y la muerte con la fecundidad y la vida, he aquí los delitos imperdonables y vergonzosos, porque significan desperdicio de fuerzas creadoras, fraude en el amor, robo a la Naturaleza.