impaciente

(redireccionado de impacientes)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con impacientes: impacientemente

impaciente

1. adj. Que no tiene paciencia miraba impaciente por la ventana para ver si llegaba. paciente
2. Que está intranquilo por no saber una cosa importante está impaciente por saber si será niño o niña. inquieto

impaciente

 
adj. Que no tiene paciencia.

impaciente

(impa'θjente)
abreviación
1. persona a quien no le gusta esperar Atiende a esa persona primero, es muy impaciente.
2. persona que está muy ansiosa por algo que espera Miraba impaciente por la ventana para verla llegar.
3. persona que está muy nerviosa o afligida por algo Llamemos a casa ahora, nuestros padres deben estar impacientes.
4. que muestra o revela impaciencia una mirada impaciente
Traducciones

impaciente

impatient, eager, fretful

impaciente

ungeduldig

impaciente

netrpělivý

impaciente

utålmodig

impaciente

kärsimätön

impaciente

impatient

impaciente

nestrpljiv

impaciente

いらいらしている

impaciente

성급한

impaciente

ongeduldig

impaciente

utålmodig

impaciente

niecierpliwy

impaciente

impaciente

impaciente

otålig

impaciente

ไม่อดทน

impaciente

sabırsız

impaciente

thiếu kiên nhẫn

impaciente

不耐烦的

impaciente

ADJ
1. (= sin paciencia) → impatient (por to) impaciente por empezarimpatient to start
¡estoy impaciente!I can't wait!
2. (= irritable) → impatient

impaciente

a. impatient.
Ejemplos ?
Y en tanto que los dichosos Divierten con tales pláticas El tiempo que ya impacientes A don Godofredo aguardan, Abiertos de par en par Miradores y ventanas Se gozan con la presencia De las mas hermosas damas.
En los acantilados próximos los gallinazos espiaban impacientes y algunos se acercaban saltando de piedra en piedra, como si quisieran acorralarlos.
Son los rusos el látigo de la reforma: mas no, ¡no son aún estos hombres impacientes y generosos, manchados de ira, los que han de poner cimiento al mundo nuevo: ellos son la espuela, y vienen a punto, como la voz de la conciencia, que pudiera dormirse: pero el acero del acicate no sirve bien para martillo fundador.
Hemos sufrido impacientes bajo la tiranía; hemos peleado como hombres, y algunas veces como gigantes para ser libres; estamos atravesando aquel período de reposo turbulento, lleno de gérmenes de revuelta, que sigue naturalmente a un período de acción excesiva y desgraciada; tenemos que batallar como vencidos contra un opresor que nos priva de medios de vivir, y favorece, en la capital hermosa que visita al extranjero, en el interior del país, donde la presa se escapa de su garra, el imperio de una corrupción tal que llegue a envenenarnos en la sangre las fuerzas necesarias para conquistar la libertad.
Ni es sólo necesario averiguar si los pueblos son tan grandes como parecen y si la misma acumulación de poder que deslumbra a los impacientes y a los incapaces no se ha producido a costa de cualidades superiores, y en virtud de las que amenazan a quienes lo admiran; sino que, aún cuando la grandeza sea genuina y de raíz, sea durable, sea justa, sea útil, sea cordial, cabe que sea de otra índole y de otros métodos que la grandeza a que puede aspirar por sí, y llegar por sí, con métodos propios, –que son los únicos viables–un pueblo que concibe la vida y vive en diverso ambiente, de un modo diverso.
No olviden los revolucionarios españoles la frase, y cuando el tiempo llegue no busquen hospitales para la tiranía; simplemente cementerios. ---- Hay muchos impacientes por la hora de la libertad, pero ¿cuántos trabajan por acercarla?
¿Y qué causa le impulsó a cometer este parricidio? STAUFFACHER.––El emperador era el depositario de su herencia paterna y la rehusaba a sus impacientes reclamaciones.
Y Luis reía, encontrando el suceso graciosísimo. -Nos van a tomar por novios impacientes. Creerán que escapamos de los Viveros para estar solos y libres de convidados.
Pero precisamente porque no han llegado a expresarme esas razo­nes, creo que el verdadero motivo que pudiera existir para desear mi separación del Gobierno del país, es el de que se ve en mí un hombre demasiado radical, aunque pausado en la acción, lo cual hace que por un lado los elementos conservadores me teman, y por otra parte los elementos revolucionarios impacientes desconfíen de mis capacidades para llevar a cabo los ideales de al revolución que acaba de triunfar.
Subía de nuevo las calles, llegaba a la «Croix Rouge»; recogía sus zuecos que había escondido por la mañana debajo de un banco y se acomodaba en su sitio entre los viajeros impacientes.
Entre los que abrían las tiendas vi a mi antiguo enemigo, el carnicero, que ahora parecía un personaje importante, meciendo a un niño. Al sentarnos a desayunar estábamos todos muy inquietos e impacientes.
Singularmente descontentos por la torpeza de todas aquellas muchachas en el arte de la masturbación, impacientes por lo que habían experimentado sobre esto la víspera, Durcet propuso establecer una hora por la mañana, durante la cual se darían lecciones al respecto, y que por turno, cada uno de ellos se levantaría una hora más temprano, y como el momento del ejercicio sería establecido desde las nueve hasta las diez, se levantaría, digo, a las nueve para ir a dedicarse a este ejercicio.