ilimitación

ilimitación

s. f. Falta de límites determinados la ilimitación del problema nos creará dificultades a la hora de buscar soluciones.

ilimitación

(ilimita'θjon)
sustantivo femenino
falta de límites en una cosa la ilimitación del espacio
Ejemplos ?
Afírmase, por los mantenedores de esta pretendida ley, que las mayorías, o más bien las pretendidas mayorías, gozan de ilimitación en sus derechos, y la práctica prueba ciertamente su aserto.
La Nación era para ella una familia, propiamente la familia grande, que por su propia ilimitación permite que se le den y se le tomen todas las confianzas.
Las dos obras cumbres respecto al Infinito son muy recientes: Recuperar la infinitud. En torno al debate histórico-filosófico sobre la limitación o ilimitación de la realidad (2008) y El animal infinito.
35 Ley Coop.L:” El consejo de administración, sin excluir asociados, puede ordenar en cualquier momento la reducción del capital en proporción al número de sus respectivas cuotas sociales.” Ilimitación: Significa que el capital como regla general no tiene un mínimo ni un máximo que deba ser respetado por ley, aunque se deduce que el mínimo de capital de una cooperativa es el valor de una cuota social por cada asociado, que son diez conforme al art.
En torno al debate histórico-filosófico sobre la limitación o ilimitación de la realidad (Madrid, Universidad Pontificia de Comillas, 2008).
El derecho de propiedad, por citar el más típico de los derechos adquiridos, es connatural al hombre, porque es un fruto natural de la actividad personal en sus diversas manifestaciones peculiares, por lo que goza −como derecho− de los mismos caracteres que la persona: unidad, perpetuidad, exclusividad, ilimitación.
Corporeidad, materialidad, limitación o ilimitación de dios El mismo pasaje, el fragmento B 23, ha dado que hablar en lo que se refiere a la corporalidad de Dios.
De tal modo, Kant interpretó la naturaleza como fuerza, y en ella está lo sublime: Para Kant lo sublime es la ilimitación de magnitud o de fuerza: así como la belleza es forma, lo finito y limitado, lo sublime es lo informe, infinitud.
El síntoma de los valores máximos es la ilimitación Hace poco tiempo — una tarde de primavera, caminando por una galiana de Extremadura, en un ancho paisaje de olivos, a quien daba unción dramática el vuelo solemne de unas águilas, y, al fondo, el azul encorvamiento de la sierra de Gata —, quiso Pío Baroja, mi entrañable amigo, convencerme de que admiramos sólo lo que no comprendemos, que la admiración es efecto de la incomprensión.